Apple ha emprendido con su nueva MacBook Pro de 15 pulgadas, su portátil más potente, y esto lo ha hecho por todo lo alto, ya que esta tiene los últimos y mejores componentes del mercado (CPU y RAM).

Desde 2016 la velocidad de almacenamiento de MacBook Pro superó los registros, sin embargo, debían corregir algunos detalles. Es por esto que el año pasado los modelos revelados durante la WWDC mostraron velocidades que cruzan alrededor de 2 a 2.5 Gb/s.

Velocidades astronómicas que permitieron a estas máquinas funcionar de manera increíble con archivos pesados. Este año 2018, por increíble que parezca, el MacBook Pro va más allá. Presenta velocidades que superan la marca de 3 Gbps, de manera estable y sostenida.

Archivos pequeños o grandes

El MacBook Pro 2018 está hecha para manejar archivos de gran tamaño, al igual que APFS, el sistema de archivos de Apple presentado el año pasado en Mac.

Un detalle importante es que hay que tener en cuenta que la mayoría de los programas solo escriben o leen archivos por "porciones" de unos pocos cientos de kilobytes. Es interesante observar que cuando la cantidad de datos escritos o leídos es muy pequeña ,entre 4 KB y 128 KB, el almacenamiento de la MacBook Pro 2018 es más lento que su contraparte, ya sea de lectura/escritura secuencial o aleatoria.

Vuando intenta duplicar archivos grandes, el MacBook Pro 2018 es más rápida, sin embargo, cuando se le pide que duplique un flop de archivos pequeños es mucho menos poderoso que su anterior versión.

Alto rendimiento

El nuevo modelo garantiza un rendimiento casi siempre superior al de su predecesor. Es especialmente el hecho de que estas velocidades de transferencia se mantienen sistemáticamente, lo que muestra una observación particularmente verdadera en la lectura.

Las velocidades de escritura varían más, pero aún son más altas que las obtenidas con el MacBook Pro 2017 de 15 pulgadas. Con la herramienta de prueba QuickBench observamos una buena estabilidad de las velocidades de datos con archivos que van de 2 a 100 MB.

El MacBook Pro 2017 fue una bestia, pero los módulos Toshiba SSD del modelo 2018 lo convierten en un monstruo de velocidad. Cada día, las casas de tecnología americanas, europeas o asiáticas ofrecen mejores dispositivos que, con su buen rendimiento, disminuyen el tiempo de las operaciones, siendo así mucho más eficientes y facilitando las tareas de los usuarios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más