El placer de jugar un juego retro, no tiene comparación. Los clásicos que encienden nuestros ánimos, ya sea porque nos provoquen cierta nostalgia, o nos hagan recordar largas y excitantes horas de entretenimiento.

Casi siempre son distintos de los actuales, por un favoritismo nostálgico. Es un sello particular encariñarse con la temática de un juego antiguo, que sin duda identificamos por llevarnos a un estado de relajación y al mismo tiempo de exaltaciones únicas y sin iguales.

El líder de los vídeojuegos de todos los tiempos: Super Mario 64.

Super Mario 64, nos lleva a un desborde de imaginación y desafío, donde los niveles cada vez más difíciles, han sido definidos por el género de plataformas 3D.

Desde el lanzamiento con la consola Nintendo 64, juegos como The Legend of Zelda: Ocarina of Times, ha sido estimado como un clásico con record de 99 – calificación, en Metacritic –.

Dicho juego es una recreación a detalle de Hyrule, dentro del motor Super Mario 64. Esta reconstrucción de todas las mazmorras, casas y fuentes de hadas, fue hecha por un modificador muy meticuloso, Kaze Emanuar.

Cada mapa fue reajustado para acomodar los acrobáticos movimientos de Mario – distinto a Link, Mario puede saltar en la pared, triple salto y retroceso – algunas de las salas son simplificadas o inaccesibles, con la intención de que los jugadores puedan llegar velozmente al jefe siguiente.

Recreando universos a la manera de Emanuar

La historia es buena, pero está muy lejana de los clásicos juegos de Nintendo, sin embargo no deja de ser una aventura.

En esta versión retorcida hay muchas incongruencias con el original, por lo que algunos lo verán como sacrilegio, pero eso no significa – para los que tienen apertura en recreación de las nostalgias – que no vayas a disfrutarlo y sobre todo a pasar un buen rato.

Para el modificador – Emanuar – cada hack ROMM es un universo por separado, visto esto desde sus propias palabras, cada una de sus obras es única y no está ligada a los cánones, simplemente es para el disfrute de sí mismo y de los fanáticos.

A muchos gamers no les gusta ver mancillado su juego favorito, pero algunos fans, disfrutan la reconfiguración de los universos conocidos. Es todo un reto para este modificador. El amor y cariño que le tiene a esta serie de mundos simbólicos – a pesar de lo difícil que pudiera ser transformarlos – lo hace por el aprecio de sus personajes y espacios favoritos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!