A pesar de las medidas de seguridad sanitarias que se han tomado en el trascurso de estos meses, todavía hay personas que en una actitud de irresponsabilidad insisten en violarlas. Este es el caso sucedido en Luanco donde un grupo de personas han hecho un botellón sin pensar en lo que puede ocasionar su conducta y han pasado por alto las recomendaciones de salud para protegerse y evitar propagar el virus además de que han burlado la ley.

Un botellón en Luanco viola la ley

En Luanco se encontraban estas personas sin mascarillas y mucho menos sin guardar las distancias entre unos a otros. Eran unos 30 individuos que en plena madrugada decidieron realizar un botellón.

Esto lo hicieron en la zona del antiguo muelle y que por supuesto llamó la atención de las autoridades. En esta desescalada no se permite este tipo de aglomeraciones sin mencionar que el ruido que ocasionaban era fuera de las normas de convivencia.

Esta fiesta que viola las leyes sanitarias y adicionalmente fue grabada para ser difundida en las redes sociales ha ocasionado las críticas de los habitantes de la zona. Aunque la Guardia Civil pudo llegar al sitio para controlar la situación, en el momento en que estos oficiales aparecieron no pudieron multarlos porque se habían separado y ya ni siquiera consumían bebidas alcohólicas, esto ha sido una burla hacia la Guardia Civil quienes no investigaron los hechos.

El alcalde critica la conducta de estas personas

Uno de los más críticos ante esta falta de respeto y abuso de parte de estos ciudadanos, fue el alcalde de Gozón, quien aseguró que esto se está viendo en varios lugares de Asturias. Pareciera que ya no temen a lo que pueda hacerles el Coronavirus aunque lo del botellón fue un solo hecho, la presencia de personas en las playas ha aumentado de manera considerable, cuando antes esto no era común.

Se pudo apreciar a los jóvenes abrazándose a medida que bailaban, pero cuando llegaron las autoridades ya se había separado en grupos para que no les pusieran la multa. Lo cierto es que en las redes sociales están las pruebas de como violaban las leyes sanitarias aunque hayan podido burlar a la Guardia Civil.

Guardia Civil fue burlada

Según el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, de este botellón no se puede culpar a Madrid, más bien son personas de Luanco. También que las autoridades no pudieron comprobar nada debido a la astucia de los jóvenes pero de por sí ya violaban la ley al estar en una zona de puertos. El Estado de alarma prohíbe este tipo de reuniones y la situación puede complicarse si por culpa de personas irresponsables se daña todo el avance que ha habido en las desescaladas. Aunque la denuncia fue hecha por los vecinos, la Guardia Civil no se tomó el tiempo para investigar la situación que de por sí era irregular. Este fue un hecho puntual, pero se espera que se tomen las medidas necesarias para que no ocurran este tipo de situaciones.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!