El coronavirus sigue extendiéndose y debe ser motivo de cuidados especiales en los países donde todavía no han habido focos infecciosos, como es el caso de España y otros sitios de Europa. Un tema de debate constante es qué hacer con los evacuados de China.

En este sentido, un contingente de 45 ucranianos y 27 personas de otras nacionalidades (Israel, Montenegro, Argentina, Panamá, Ecuador, República Dominicana, El Salvador y Costa Rica), además de los 22 miembros de la tripulación y el personal médico acompañante, aterrizó esta mañana en en el aeropuerto internacional de Boryspil, cercano a la ciudad de Kiev.

El grupo que llegó a Ucrania está conformado por evacuados de Wuhan, China, donde se encontraba aislado a partir del brote del virus Covid-19. Este contingente permanecerá en cuarentena durante dos semanas.

Protestas y disturbios a la llegada

Los evacuados realizaron un transbordo con destino a Kharkiv, para después ser trasladados al centro médico de Novye Sanzhari, perteneciente a la Guardia Nacional de Ucrania y situado en la región de Poltava.

Cientos de policías, algunos con trajes y equipo antimotines, y al menos dos tanques, fueron desplegados en la pequeña localidad ucraniana durante la mañana. Sin embargo, a pesar de las precauciones, los incidentes se iniciaron cuando residentes locales, que se oponían a la medida de recibir a los evacuados, se apoderaron de las calles de la ciudad y comenzaron a apedrear al micro que transportaba a las personas desde el aeropuerto.

Ya desde la mañana, cientos de vecinos habían bloqueado el camino hacia el sanatorio en donde se albergarían los evacuados. Los manifestantes incendiaron gomas y protagonizaron violentos choques con la policía antimotines que fue movilizada para despejar el camino, dejando como saldo 10 heridos.Tras horas de choques, los ómnibus con los desalojados finalmente pudieron llegar al lugar designado para la cuarentena.

Pasos a seguir

Los evacuados, con mascarillas y exhaustos tras el largo viaje y los incidentes, llegaron a su destino al tiempo que la Ministra de Salud, Zoryana Skalétskaya, trajo calma a los residentes locales. La ministra aclaró que los recién llegados deberán respetar una cuarentena de dos semanas, bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria y monitoreados con controles médicos y epidemiológicos periódicos.

"Pasaré con ellos los próximos 14 días en la mismas instalaciones, en las mismas condiciones. Confío en que mi presencia calmará a la gente de Novye Sanzhri y de otros lugares del país", escribió Skalétskaya en Facebook.

Asimismo, el Ministro del Interior, Arsen Avakov, visitó el lugar de las protestas para intentar calmar a los allí presentes y la Guardia Nacional ucraniana informó que reforzará la seguridad de luego de los incidentes; un total de 300 guardias velarán por la seguridad de los 72 evacuados, 27 de ellos extranjeros, casi en su totalidad latinoamericanos.

Cabe destacar que antes del abordaje, los evacuados debieron realizarse estrictos controles médicos, cuyos resultados fueron favorables y confirmaron una vez más que no están infectados.

Mientras tanto, en Wuhan permanecen todavía cientos de ciudadanos de otras nacionalidades, y una gran cantidad de chinos y descendientes que actualmente viven en distintos países del mundo, quienes no pueden abandonar China. Según varios investigadores, el virus se mantiene en superficies inertes durante 9 días [VIDEO] y es extremadamente dócil al frío, aunque puede perecer más rápidamente con el calor.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!