Los dependientes de las tiendas de moda saben, perfectamente, si la ropa que se devuelve ha sido usada gracias a una serie de trucos que utilizan en su día a día. Cambio de etiquetas, arroz en los bolsillos o un extraño olor a perfume son algunos de los trucos que utilizan para detectar si la ropa ha sido usada.

Una joven en Zaragoza ha sido acusada de estafar a la tienda que Zara tiene en la ciudad

Hay que recordar que una joven de la ciudad de Zaragoza, hace unas semanas, ha sido condenada a una pena de cárcel por un delito de estafa al devolver prendas de ropa que había estrenado.

Por tanto, el hecho de devolver ropa no es ninguna broma y los dependientes de firmas como Zara saben perfectamente cómo descubrir la mentira.

Hace unos días se publicó la noticia de una joven zaragozana que llevaba años renovando su armario sin gastarse un céntimo estafando la que es la mayor empresa del sector textil del mundo.

El modus operandi de la joven de 30 años de edad era muy particular y, gracias al cual, logró colar muchas prendas que había usado sin gastar ni un céntimo de euro: compraba nuevas prendas y reutilizaba las etiquetas (de dentro y fuera de la prenda) para colocárselas a otras prendas que ya había comprado antes (incluso, que eran de otras temporadas).

La vecina de Zaragoza estuvo durante seis meses cambiando ropa usada

De esta manera, podía solicitar el reembolso jugando con el mes de plazo que ofrece una de las empresas más importantes del sector textil, como es Inditex para poder llevar a cabo cualquier tipo de devolución o de cambio. Todo le ha funcionado, hasta que la marca se dio cuenta de que algo estaba pasando, ya que esta Mujer nacida en la ciudad de León pero que reside en Zaragoza estuvo seis meses devolviendo ropa usada como si fuera nueva.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

La joven se ha tenido que enfrentar a una pena de cárcel de unos seis meses por un delito de estafa a la mencionada empresa textil.

A pesar de que ha sorprendido el gran conocimiento que tenía esta mujer sobre el sistema de barras de Zara (sabía perfectamente el código de barras que correspondía con cada color y era capaz de encajar todas las etiquetas con las prendas que devolvía), el suyo no es un caso único.

Las tiendas aseguran que el 'wardrobing' es muy frecuente

Según dependientas de tiendas pequeñas y de grandes marcas, es mucho más frecuente de lo que se piensa el hecho de devolver prendas de ropa que ya ha sido usada para poder renovar el armario sin gastar ni un céntimo de euro. En inglés, este tipo de prácticas se conocen con el nombre de “wardrobing” y provoca pérdidas millonarias en muchas empresas de la industria textil.

Pero hay signos inequívocos que demuestran que la prenda ha sido usada: olor a perfume, si la prenda ha sido lavada (se nota al tacto y en el aspecto). Incluso, arroz en los bolsillos (si la prenda ha sido usada en una boda) o con marcas de enganche (asegurando que la prenda había sido vendida rota y por eso la devolvía).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más