Una Mujer ha sido condenada a una pena de seis meses de prisión por devolver una gran cantidad de ropa que había usado en varias tiendas de la firma Zara. Según se ha demostrado, la acusada había cambiado las etiquetas y los códigos de barras de numerosas prendas nuevas y los empleaba para devolver ropa que ya había utilizado en alguna ocasión.

La mujer de Zaragoza se aprovechó ilegalmente de la opción de devolución de Zara

Hay que recordar que la mayor parte de las tiendas de ropa permiten la devolución e, incluso, el cambio de sus prendas durante un período de tiempo máximo de un mes.

Pero la condición que suele aparecer en los tickets de compra es que la prenda no debe haber sido usada y que hay que conservar el mencionado ticket de compra para poder demostrar dónde se compró la prenda. Sin embargo, no es raro que se devuelvan prendas que se han llegado a usar en alguna ocasión, aunque por la razón que sea, el cliente ha decidido no quedarse con la prenda en el armario. No es un problema grave, siempre y cuando no se haga de manera repetitiva o como método habitual de tener armario nuevo siempre a coste cero.

Exactamente eso es lo que hacía una mujer de la ciudad de Zaragoza que ha sido condenada a una pena de prisión de seis meses de duración: se ha demostrado que se ha aprovechado de la política de devolución que tiene la firma Zara y habría devuelto ropa usada a lo largo de seis meses en distintos establecimientos de la firma en la susodicha ciudad.

La mujer tenía un sistema planificado para poder renovar su ropa en las nuevas temporadas

Según ha publicado el "Heraldo de Aragón", la mujer tenía su propio sistema de "intercambio" que se basaba en comprar prendas nuevas, de temporada, para copiar los códigos de barras y las etiquetas de las mismas y pegárselas a prendas ya antiguas y, de esta manera, poder devolverlas.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

La mujer, de 31 años de edad, logró de estar manera renovar su armario de manera constante sin gastarse un céntimo. Según ha quedado demostrado durante el procedimiento, la acusada llevó a cabo este modus operandi a lo largo de seis meses.

El pasado día 30 de septiembre, la mencionada zaragozana fue juzgada por un delito de estafa de manera continuada. Desde Inditex se había solicitado una pena de dos años de cárcel y la Fiscalía llegó a solicitar 15 meses de cárcel.

Pero, al final, el juez ha determinado que la pena sea de seis meses de prisión. Según el Juzgado de lo Penal número 4 de la ciudad de Zaragoza, ha quedado perfectamente demostrado que la mujer tenía todo calculado y planificado, lo que hizo que las tiendas de la cadena tardasen varios meses en descubrir la estafa que estaba llevando a cabo la acusada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más