Publicidad
Publicidad

Los funcionarios de seguridad que se encuentran trabajando en el incendio que ocurrió en California manifestaron estar sorprendidos por la magnitud y gravedad del fuego, y aunque estaban preparados para su llegada no pensaron que sería de esta forma.

Ya han pasado aproximadamente diez días desde el suceso, y con ello 76 muertes registradas, 1200 desaparecidos y 1200 viviendas destruidas. El día jueves a eso de las 6:30 de la mañana, John Messina quien es uno de los jefes del Departamento de Bosques y Protección Contra el Fuego recibió una llamada donde le informaron que había un incendio cerca de un barranco ubicado en Paradise.

Velocidad del incendio

Para ese momento el fuego medía entre 6 y 8 hectáreas, pero ya para las 7 de la mañana había crecido a 80 hectáreas, es decir había recorrido aproximadamente 14 kilómetros.

Advertisement

Los bomberos expresaron estar sorprendidos por la velocidad ya que no era normal.

Según indicaron los afectados California lleva 5 años en sequía, una de las causas que provocó dicho incendio. Hace 8 meses ocurrió un incendio que fue considerado el más grande la historia hasta la fecha. Los expertos explicaron que la madera el cual es un combustible tarda entre 1 hora y 10 horas en secarse pero ahora por consecuencia de la sequía solo tarda 5 minutos.

Situación climática

Además de la poca humedad en la zona hay fuertes vientos lo que hace que se desplace mucho más rápido. Esta es una de las consecuencias del fuerte cambio climático en la zona, es importante recalcar que el clima no es quien provoca un incendio pero sí puede empeorar la situación.

El lugar donde sucedió todo es una población donde viven muchos jubilados es decir las construcciones son antiguas, de maderas y ubicadas en medio de un bosque.

Advertisement

Esa ciudad tiene 26000 habitantes y cuenta con solo cuatro carreteras de acceso, las personas corrieron a sus vehículos tratando de salvarse del fuego [VIDEO] pero se quedaron atrapados por horas ahí.

Había tanto escombros en la carreteras que era imposible movilizarse, nadie estaba salvo, hasta los bomberos, policías y personal de salud estaban en peligro. Cuando un hecho así ocurre hay varias horas para actuar, en este caso no fue así, tomó 5 horas poder evacuar a la ciudad.

Según expertos del clima la sequía, los vientos y el calor van a empeorar por lo que es muy probable que ocurra nuevamente. El fuego abrazaba a los vehículos que trataban de huir del incendio, y por el miedo a quemarse las personas dejaban sus vehículos y salían corriendo, obstaculizando el paso.

Todavía se encuentran en medio del rescate de las personas afectadas, muchos cuerpos permanecen bajo los escombros, no se sabe con exactitud cuál es el número actual.