Este domingo murieron aproximadamente 69 personas, entre ellas 52 civiles tras el estallido de un almacenamiento armamentístico ubicado en la provincia de Idleb, al noroeste de Siria. Esta es la información mostrada según un nuevo conteo publicado este lunes por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Las búsquedas continúan y el balance de muertes puede aumentar

En conformidad con los datos recogidos, se registraron al menos 52 civiles que murieron en la explosión, de los cuales 17 eran niños mayoritariamente originarios de Homs, estas fueron las declaraciones que dijo a la agencia France Presse el director del OSDH, Rami Abdel Rahmane.

Además dio a conocer que habían muerto también 17 combatientes del grupo jihadista Hayat Tahrir al, Cham (HTS).

Por su parte, Abdel Rahmane también rindió declaraciones y señaló muy preocupado que continúan las búsquedas y que el balance puede aumentar en cualquier momento, por lo tanto estarán informando al colectivo y a familiares de las víctimas cualquier acontecimiento que se pueda pronunciar. Pero además indicó que el anterior balance del observatorio era de 39 civiles muertos, incluidos 12 niños.

Cabe destacar que, según el responsable del OSDH, el almacén de armas se encontraba ubicado en un edificio residencial en la ciudad de Sarmada, el cual estaba bajo propiedad de un traficante de armamentos que trabajaba y pertenecía al HTS, creado por una exramificación siria de Al Qaida, que tiene el control de la mayoría de la provincia.

El estallido fue en un edificio residencial

Por consiguiente, Abdel Rahmane precisó que en su mayor parte las personas que murieron en este falta accidente eran familiares de combatientes del HTS.

A propósito de este acontecimiento tan lamentable la provincia de Idleb es una de las últimas en escapar al control del régimen sirio, que recientemente afirmó que la conquista de este territorio era uno de sus objetivos e intensificó los ataques aéreos a la región, con el apoyo de los aliados rusos.

Frente a este escenario, cabe señalar que cerca del 60% del distrito permanece controlado por el HTS y el resto está bajo dominio de diferentes grupos rebeldes, habiendo también la presencia de células del grupo jihadista del Estado Islámico. Cabe considerar, la guerra en Siria, ya desencadenada en 2011, ha provocado mucho más de 350.000 muertes y millones de movilizados y protegidos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!