La noche del pasado miércoles, se vivió una pesadilla en las calles de Santiago de Chile. Luego de una pacífica marcha de un grupo de mujeres chilenas exigiendo ser escuchadas y respetadas por sus derechos como mujer y exigir “el aborto libre, legal, gratuito y seguro”. Tristemente ocurrió un desafortunado momento donde tres mujeres resultaron heridas.

Dicho suceso tuvo lugar en plena avenida Alameda Bernardo O’Higgins, la principal arteria de la capital chilena, según informó la Mesa Acción, una de los grupos organizadores de la actividad. Se conoció adicionalmente que las víctimas lesionadas se encuentran sin riesgos vitales.

Ante tales sucesos, los principales grupos que lideran estas manifestaciones argumentaron que no se ven amedrentadas. Y expresaron: “Muy por el contrario, evidencian la urgente necesidad de esta lucha, por ello seguiremos movilizándonos, tomándonos las calles y los espacios públicos”.

Hicieron un llamado al gobierno central para que aplicase la Ley Zamudio, como se conoce en Chile al recurso jurídico existente y llamado realmente Ley Antidiscriminación, que tiene como propósito restaurar el derecho cuando se comentan acto de discriminación.

Grupos violentos se pronuncian

Luego de conocerse la noticia a través de medios locales, el grupo denominado Movimiento Social Patriota de ascendencia Nazi se adjudicó la autoría de los hechos en las redes sociales.

Antes de producirse los acontecimientos, los mismos portaban carteles que llamaban a la esterilización masiva de mujeres activistas.

En el comunicado aseguran: “pintamos la Alameda con sangre y vísceras de animales, para recordarles a las aborteras que aquello que buscan es dar muerte a niños. Esperamos que el olor a podredumbre las traiga de regreso al mundo real”.

Asegurando, que defenderán a Chile en las protestas y no permitirán que dichas mujeres destruyan el país por considerarlas asesinas radicales.

Causas y consecuencias de estas luchas

Las mujeres en Chile, luego de una lucha de casi tres décadas, lograron en el 2017 que el congreso chileno promulgara el derecho a elegir si interrumpen sus embarazos, en caso de que su vida esté en peligro, inviabilidad fetal o violación.

La ley busca eliminar la doble cara que hay ante el aborto en Chile donde al año se conoce que se realizan alrededor de 70 mil abortos con grandes riesgos.

Esta medida lograda afecta a toda la población femenina en Chile impacta directamente en las clases de menores recursos. De acuerdo a estadísticas, entre 2006 y febrero de 2015 un total de 506 personas fueron procesadas por los delitos de aborto.

Con el proyecto de la ex presidenta Michelle Bachelet se sabe que no se terminará en el país con la clandestinidad de los abortos pero otorga una punta de lanza para las mujeres y solventará aquellas situaciones de envergadura como la violación. Igualmente aseguró el senador del Partido por la Democracia Guido Girardi que la idea es: “que ninguna mujer pueda ser condenada a la cárcel por tomar la decisión de interrumpir su embarazo”

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!