Hace días se dio a conocer la muerte de todos los integrantes de una familia de cuatro personas en Orotava. Madre e hijas supuestamente fueron asesinadas por el padre, quien se quitó la vida ahorcándose posterior al hecho.

Una nota de suicidio escrita a mano de doce líneas es la única prueba con la que cuentan las autoridades y es la pista fundamental para resolver la investigación. Fue encontrada junto a la cama de la pareja donde estaban las dos hijas de a víctima, todas perfectamente acostadas como si estuvieran durmiendo, con ropa nueva, arregladas y abrazadas a unos peluches.

Único sobreviviente de la familia

La mujer tenía un niño de doce años con su matrimonio anterior. Él menor se encontraba corriendo al rededor de la Iglesia Matriz de la Concepción del municipio tinerfeño, mientras que las urnas blancas con los cuerpos de sus dos hermanas y la de su madre entraban seguido por una hermosa procesión de flores en su honor.

Él se salvó de ser otra de las víctimas, ya que estaba pasando unos días con su padre biológico. Lamentablemente, en el funeral fue donde se encontró nuevamente con sus vecinos, amigos y familiares. Le contaron que toda la familia estaba muerta, pero no le explicaron con exactitud como sucedió todo. Prefirieron hacerle creer que un ladrón había entrado en la vivienda y los había asesinado, ya que para un niño tan pequeño es una realidad bastante fuerte.

Todos los presentes conocían la verdadera historia, pero estuvieron de acuerdo en que él no merece conocerla.

Posible motivo del asesinato

La pregunta que hasta el día de hoy todos se hacen, es cuál fue el motivo por el cual Israel, quien es el presunto asesino, decidió matar a su familia y quitarse la vida. Las personas que estaban en el funeral se mostraron sorprendidas y expresaban que les costaba creer lo sucedido, ya que días atrás habían compartido con ellos y no parecía que tenían algún problema en casa.

Los representantes de los fallecidos decidieron que ellas serían enterradas, mientras el cadáver de Israel se encontraba en el tanatorio a 30 kilómetros de distancia en Santa Cruz de Tenerife será incinerado. A pesar del enfrentamiento por la supuesta culpa del exmilitar, ambas familias comparten el dolor y sufrimiento de perder a las niñas y llegaron a mediados de esta semana para presentar declaraciones ante el juez.

Todavía no se sabe porque motivo el exmilitar hacia mención hacia la familia de su esposa, con quejas y reproches, donde mencionaba que la muerte de todos le pondría fin a los problemas. Decían que tenía problemas económicos y no querían ayudarlos por lo cual indica que al parecer tenían una deuda con un crédito bancario siendo este una de las posibles causas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!