El caso de La Manada no deja de sorprendernos. Ayer supimos que la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, que ha gestionado su judicialización, ha decretado prorrogar la prisión eludible bajo fianza de 6.000 euros para los cinco sevillanos encarcelados desde el 6 de julio de 2016.

José Francisco Cobo, Presidente del Tribunal, contrario a su excarcelación y Ricardo González, partidario de su liberación, se han mantenido inalterables en sus posiciones. Sin embargo, la sorpresa ha venido de la mano de Raquel Fernandino que ha variado su opinión, propiciando así que los integrantes de La Manada salgan a la calle a la espera de que su sentencia sea firme.

Recordemos que La Manada es reincidente en violación, concretamente 4 de sus 5 miembros tienen un juicio pendiente el próximo año por otra supuesta violación en Córdoba que podría sumar más años a su condena.

¿Por qué se produce?

La condena por abusos sexuales con prevalimiento recabó el pasado 26 de abril dos votos favorables y uno en contra, el de Ricardo González, que generó una gran controversia. El fallo contemplaba 9 años de prisión y una orden de alejamiento de la víctima, de 18 años y residente en Madrid. Precisamente por ello, ante su inminente salida de prisión tienen prohibido entrar en la Comunidad de Madrid.

Llama la atención el cambio de parecer de Raquel Fernandino, la cual alega que ya no existe riesgo de fuga y que la norma legal obliga a excarcelar hasta que la sentencia sea firme.

Los ánimos se caldean

Si bien el pasado 26 de abril se sucedieron las manifestaciones espontáneas y las concentraciones organizadas por las organizaciones feministas en cuanto se hizo pública la sentencia, en esta ocasión no ha sido menos. Ayer por la tarde, cuando supimos de su previsible salida ya se registraron las primeras concentraciones en Barcelona, Madrid y Pamplona.

En el día de hoy, viernes, se mantienen las concentraciones y manifestaciones a lo largo y ancho del territorio español. Madrid, ante el Palacio de Justicia, Oviedo y Valencia son otras de las capitales que ya han anunciado sus actos de protesta ante lo que consideran una nueva muestra de violencia hacia la Mujer al cosificarla y suprimir sus derechos constitucionales.

No es de extrañar que este caso de agresión sexual en grupo sea el más mediático de nuestro país, ya que su resolución judicial no ha dejado de denigrar a la víctima poniendo permanentemente en duda su confesión, divulgando datos privados y espíandola en los días posteriores a la agresión alegando que era partidaria del sexo en grupo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!