Aunque se siente en el trono español y tenga el mando supremo de las Fuerzas Armadas, no hay que olvidar que el Rey Felipe también es un hombre: tiene aficiones, gustos y, por supuesto, amigos. Pero igualmente no deja de sorprendernos que se haya escapado este martes a comer ¡Y sin la Reina Letizia!

El martes pasado, el Rey entregó los XXXV Premios Rey de España Periodismo, y poco después decidió ir a almorzar con unos antiguos amigos de Santa María de los Rosales, el colegio donde estudian las princesas Leonor y Sofía y dónde también estudió alguna vez un joven príncipe Felipe.

¿No está la agenda de un rey sumamente apretada?

¡Claro que sí! Sin embargo, estos amigos deben ser muy importantes en la vida de Don Felipe, porque decidió conseguir tiempo entre todos los compromisos importantes de su día para encontrarse con ellos. Además, prefirió ir sin la Reina, intentando pasar de incógnito ¿Desapercibido? ¡Nunca! Varias fotos en Internet demuestran que el gobernante no fue inadvertido, ¡Todo lo contrario!, las imágenes nos enseñan una escena inusual: el rey caminando solo en las calles de Madrid en dirección a Punto Básico, usando gafas de sol.

Un almuerzo en Punto Básico

Los amigos del Rey Felipe iban vestidos con el estilo deportivo típico de unos camaradas que vuelven a reunirse después de un tiempo sin verse. No obstante, el monarca no tuvo oportunidad de cambiarse de atuendo después de la premiación, por lo que se vio obligado a asistir al encuentro embutido en traje y corbata.

Eso sí, los lentes con los que protegía sus ojos le otorgaban mucho estilo.

El lugar escogido para la comida fue Punto Básico, un elegante y discreto restaurante ubicado en la calle Marqués de Urquijo de Madrid. La mesa estaba reservada para al menos 18 comensales, pero, curiosamente, los camareros no tenían ni la menor idea que uno de ellos sería el Rey de España.

Setas, merluza y torreja, formaron parte del menú que degustaron los comensales. Eso sí, no faltó el Rioja, un vino las bodegas López de Haro. A pesar del ambiente ameno, el deber llamaba y el Rey Felipe fue el primero en levantarse de la mesa.

¿Y la Reina Letizia?

Ha pasado poco tiempo desde el escándalo protagonizado por la Reina Letizia, la Infanta Leonor y la Reina Sofía.

Desde aquel manotazo que le propinara la princesa a su propia abuela, los aires alrededor de la familia real han estado un poco tensos. Quizás el Rey Felipe necesitase un respiro y por ello no invitó a su esposa a almorzar. Sea cual sea la razón, no está mal tomarse un descanso de vez en cuando, incluso si eres el gobernante de todo un país.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!