El metro de Madrid uno de los más renombrado por el mundo, se ha puesto en duda su seguridad a los trabajadores, ya que el Instituto Nacional de Seguridad en el Trabajo (INSHT) quienes realizan las inspecciones en las empresas para prevenir que un trabajador, sufra de algún daño tanto en enfermedades o lesiones, hizo un comunicado donde expone que dos empleados desarrollaron enfermedades por el amianto, que se encuentra localizado en el metro.

Vale destacar, que el primer acontecimiento por este material tan dañino , fue en el mes de diciembre del año 2017, donde un trabajador del servicio público desarrolló cáncer.

No obstante, de los dos nuevos acontecimiento solo se dio a conocer en qué área se movilizaban estos trabajadores, uno ellos trabajaba en el departamento de mantenimiento de trenes y el otro empleado era parte del cuidado de las escaleras mecánicas. Ahora bien, la familia de los trabajadores también se ven afectadas siendo ellos quienes hacen parte fundamental para la atención y mejora de la salud de los mismos, manteniéndose fuertes para no caer un mar de sentimientos amargos.

Presencia de amianto en la zona

Se sospechaba que el amianto se encontraba localizado en las escaleras, pero el metro repudió esa declaración, porque ellos afirman haber retirado de las escaleras el material cancerígeno al igual que los antiguos metros que circulaban por la ciudad que podrían presentar el asbesto, los mismos realizaron todo esto antes de que España prohibiera su uso y fabricación.

establecido en el año 2001, puesto a que esta presentaba y sigue siendo un riesgos para la sociedad debido a que puede ser perjudicial para la salud.

¿Riesgo para los usuarios?

En efecto, se ha vuelto una zona peligrosa para los trabajadores que se mantienen ahí cumpliendo con su deber diariamente. Vale la pena destacar que el amianto o también conocido como asbesto, unos de los grupos de minerales metamórficos fibrosos que son causantes de enfermedades, está formado por millones de pequeñas fibras en suspensión por lo cual hay que tener claro que los riesgos están en el contacto directo con este material al ser inspirar.

Por esta razón, los responsables del metro ya se están haciendo cargo de localizar las zonas donde se encuentre este material, bajo un cuidadoso procedimiento en el cual no se vean más vidas afectadas. Representantes del metro exponen que el material peligroso solo se encuentra cubriendo ciertos cableados eléctricos por lo que los pasajeros no tienen por qué preocuparse y poder viajar tranquilos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!