Luego del sorpresivo parón de la entrega de vacunas contra el Coronavirus de Pfizer/BioNTech en Europa, la farmacéutica estadounidense ha emitido un comunicado para poner paños fríos a la reacción de los países por la alteración de sus programas de inoculación en la población.

Pfizer/BioNTech anunció que retoma las entregas de sus vacunas

A través de un comunicado de prensa, el laboratorio BioNTech explicó que “con el fin de responder a una mayor demanda mundial, planeamos fabricar dos mil millones de dosis de nuestra vacuna COVID-19 en 2021 ampliando la producción anteriormente esperada de 1.300 millones de dosis en más del 50 %” y aseguró que el incumplimiento de la entrega en las primeras partidas se debía a que estaban modificando los procesos con motivo ampliar la capacidad de fabricación de vacunas.

El mismo comunicado informa que la planta de Pfizer ubicada en Puurs, Bélgica, se ha completado con éxito.

La buena noticia es que a partir de esta reestructuración, Pfizer/BioNTech aseguró que está en condiciones para entregar en el segundo trimestre de 2021 la cantidad de hasta 75 millones de dosis adicionales y un total de 600 millones para fin de año, gracias a la nueva capacidad de producción, que en la sede de Bélgica pasará de 1.300 millones a 2.000 millones de dosis.

Carolina Darias anuncia vacunas de tres laboratorios

La nueva ministra de Sanidad de España que reemplazó recientemente a Salvador Illa, Carolina Darias, informó que el país recibirá 2,3 millones de vacunas de Pfizer/BioNtech y de Moderna, más la cantidad que puedan llegar también de Oxford/AstraZeneca en el mes de febrero.

Esperemos que las dosis del acuerdo se mantengan” sostuvo la ministra, “cada vez vamos a tener muchas más dosis”. También la vacuna de Jansen, ya aprobada, podría sumarse para agilizar el plan de vacunación.

El bloque europeo aspira sumar dos nuevos laboratorios

La Unión Europea apuesta a seguir sumando y se esperan conseguir, a través de nuevos acuerdos, ocho vacunas en total, con la inversión de 416 millones de euros para la firma de contratos con los laboratorios Novavax (estadounidense) y Valneva (francés).

Todo esto en el marco de las críticas que recibió el organismo europeo por quienes han considerado que las cantidades encargadas para el bloque son insuficientes y los pedidos realizados, tarde.

Al malestar general por el lento ritmo de la vacunación y la expectativa generada por la llegada de las primeras vacunas se sumó que las tres primeras vacunas aprobadas comenzaron a incumplir los suministros.

"Todos querríamos que el ritmo fuese más rápido pero hace solamente un mes que llegaron por primera vez las vacunas a nuestro país", justifica Carolina Darias.