Hoy se ha conocido la autorización de la justicia francesa para llevar a cabo la extradición del exdirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera". Y es que, la justicia española había solicitado la presencia del ex etarra para ser juzgado por su presunta participación en el homicidio de Luis Hergueta, directivo de Michelín, el 25 de junio de 1980.

Solicitud de extradición aprobada por el tribunal de París

La solicitud de extraditar a Josu Ternera por la Audiencia Nacional de Madrid para declarar por su presunta participación en el crimen del directivo de Michelín en 1980 ha sido aprobada por la sala de instrucción del Tribunal de apelaciones de París.

En el supuesto de ser declarado culpable, podría suponer una condena de 30 años. Probablemente, el dictamen de extradición será recurrido por la defensa ante el Tribunal Supremo.

Aún quedan por conocer los motivos por los que los jueces de instrucción no han aceptado los argumentos de la defensa que el 2 de diciembre indicaron que los hechos habían prescrito.

Los motivos de la extradición

La defensa de "Ternera" mantiene que esta orden de extradición responde a motivos políticos ya que, el atentado contra el directivo de Michelín, Luis Hergueta, fue reivindicado por ETA Político Militar poco después de suceder y no por la fracción ETA militar, a la que pertenecía Josu Ternera.

En la actualidad, Urrutikoetxea, tiene 70 años, vive en París y se encuentra en libertad condicionalk, aunque lleva un brazalete electrónico para poder ser localizado en cualquier momento.

Cabe recordar que el ex etarra salió en julio de este año de la cárcel por problemas de salud.

Asuntos pendientes con la justicia francesa

Para que Josu Ternera pueda ser extraditado a España han de cerrarse primero todos los asuntos que tiene pendientes con la justicia francesa, para que una vez esto ocurra, pueda ser extraditado.

En febrero, Ternera tiene pendiente un juicio, pero si la sentencia de ese juicio es recurrida ante el Tribunal Supremo, podría prolongarse durante varios meses.

Además, existe otro juicio que tiene las fechas preliminares fijadas en junio. La misma sala de instrucción del Tribunal de Apelación fue la encargada de rechazar una euroorden española donde se acusaba al ex etarra de crímenes contra la humanidad.

Los motivos que llevaron a los jueces franceses a tomar esa decisión fue que los documentos que poseían procedentes de la Audiencia Nacional de Madrid contenían imprecisiones.

Ambigüedades que afectaban a la calificación total y correcta de los acontecimientos que sucedieron durante las fechas indicadas por la justicia española.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!