La Comunidad de Madrid se ha convertido en las últimas semanas en un referente para la gestión del virus de la COVID-19 desde que llevó a cabo los cierres de los distritos con un mayor índice en el nivel de contagios por el Coronavirus. Y ahora ha importado un sistema para hacer frente al patógeno con mayor eficacia. Esta arma secreta que tiene la comunidad autónoma de Madrid es el agua, y más en concreto las aguas residuales.

Debido a que el gobierno regional que preside Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en uno de los primeros a nivel europeo que ha decidido monitorizar sus aguas residuales con la finalidad de que pueda detectarse el coronavirus en su territorio.

Como una de las medidas para tener un mejor control sobre la incidencia en esta enfermedad en las vías respiratorias. Después de la llegada de las primeras dosis a Europa.

Rastreo, detección y análisis de las aguas residuales

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha tenido la oportunidad de presentar este proyecto que atiende al nombre de Vigía y que está siendo llevado a cabo por el Canal de Isabel II. Este es un proyecto muy innovador que basa su programa en el rastreo, detección y posterior análisis de este virus en las aguas residuales de esta comunidad autónoma. Hasta el punto de que puede llegar a constatar el nivel de incidencia de la COVID-19 en sus principales municipios. “Se trata de un plan muy ambicioso que pretende gestionar mejor la pandemia”, ha señalado Isabel Díaz Ayuso.

Al igual que la disposición de 300.000 vacunas para enero.

Afectaría a casi siete millones de habitantes

Según fuentes de la propia comunidad autónoma, este plan en las aguas residuales de Madrid contaría con un total de 15.000 kilómetros en sus redes. Al igual que cubriría un porcentaje de población muy elevado y que alcanzaría a casi los siete millones de habitantes.

En cualquier caso, su puesta en práctica se pondrá en marcha a partir de los primeros meses de 2021, según han manifestado desde el Canal de Isabel II. Siendo un programa pionero dentro del estado español y que puede suponer una nueva vía para afrontar con eficacia este virus en los próximos meses.

Para comprobar la evolución del virus

Por lo que respecta al material humano, este nuevo programa estaría a cargo de 25 personas que llevarán la gestión de este programa. Se encargarían de realizar un número muy importante de muestras todas las semanas en la red de agua de la Comunidad de Madrid. A través de un equipo de virólogos, estadísticos y procedentes de otras áreas profesionales que serán los que comprobarán la evolución de las aguas residuales en esta parte de España. Para que de esta manera, se puedan detectar los barrios o distritos con mayor nivel de contagios por el coronavirus y se puedan tomar medidas para su contención.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!