Aunque pudiese parecer una broma, no lo es tratándose del Coronavirus. La investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Isabel Solá, ha expresado sorprendentemente en "El programa de Ana Rosa" su solución para que se celebre la Navidad con la presencia del virus de la COVID-19. Esta receta pasa porque las cenas de Navidad se lleven a cabo este año por videollamada.

Ante las muchas dudas que tiene la población española debido al estado de alarma y toque de queda que se instalado en las comunidades autónomas. El razonamiento de esta científica pone de manifiesto que será muy peligroso reunirse con los seres queridos en estas fiestas tan especiales ante el evidente riesgo de contagio.

Quedando como única solución la búsqueda de otras alternativas, como las videollamadas.

Para frenar al virus es necesario reinventarse

La experta del Centro Superior de Investigaciones Científicas centra su discurso para combatir el coronavirus en estas próximas fiestas navideñas en mantener el distanciamiento social, incluso entre los familiares. Ante este escenario, es de la opinión de que en esta ocasión no habrá otro remedio que “reinventarnos” para hacer frente a la expansión de la pandemia durante el invierno.

No en vano, considera que es la única opción para que los contagios no se disparen en esas fechas en las que se tiende a celebrar reuniones con más de seis personas, ante estudios que constatan que el virus puede mantenerse más tiempo en algunas superficies.

Actuaciones responsables por parte de la población

Otro de los aspectos más relevantes en los que ha incidido Isabel Solá durante su presencia en el programa que dirige Ana Rosa Quintana es en la responsabilidad que tiene que tener la población española en Navidad.

En este sentido, ha aclarado que “Estamos en una situación excepcional y hay que vivirlo con esa sensación y con la responsabilidad de evitar que las Navidades sean un motivo más de un aumento generalizado".

Tal y como temen las autoridades políticas y sanitarias de nuestro país ante el avance de la enfermedad en esta segunda oleada que está sacudiendo a toda España.

Esta experta, por otra parte, recalca lo peligroso que puede ser la puesta en marcha de estas celebraciones en el periodo navideño. En donde los contactos sociales se incrementan significativamente respecto a otros periodos del año.

No solo por las celebraciones y comidas, sino por las aglomeraciones que se producen en los establecimientos comerciales y las fiestas en hogares y restaurantes.

Un motivo por el que la investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas llama a la prudencia para llevar a cabo estos eventos sociales. Debido a que opina que las consecuencias pueden ser nefastas para los próximos meses en el año 2021 y su evidente repercusión en la actividad económica nacional.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!