A casi un mes del retorno a las clases presenciales en España, el número de aulas confinadas por contagios de Coronavirus está en el 0,73%. Esta tendencia, que no llega al 1 % confirma que “los colegios son un lugar seguro", como sostuvo la ministra de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España Isabel Celaá. Un reciente informe elaborado por el equipo de investigación del departamento de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universitat Politècnica de Catalunya lo refuerza y amplía. El estudio concluyó que estas tres primeras semanas de clases no tuvieron un impacto significativo en la evolución de la epidemia en España.

El informe preliminar de la Universitat Politècnica de Catalunya fue entregado a la Comisión Europea

El informe fue entregado a la Comisión Europea, según afirma el diario El País, e indica que ya debería observarse la incidencia si las escuelas fueran amplificadoras de contagios sociales de COVID-19. La física Clara Prats es una de las integrantes del equipo que confeccionó el informe y en diálogo con El País explicó que el informe es muy preliminar y susceptible de cambios “pero lo que vemos es que la apertura en sí no ha cambiado significativamente las tendencias”. La situación al día de hoy es que no ha cambiado el ritmo de la evolución en las distintas comunidades observadas porque donde los números de contagios estaban en baja, continuaron bajando y viceversa.

Se analizaron en profundidad cuatro autonomías

Clara Prats es doctora en física y experta en epidemiología matemática. Su especialidad es extraña al ciudadano común y para nada mediática: desarrollo de modelos computacionales y algoritmos sobre Enfermedades infecciosas, modelos teóricos que permiten comprender mejor cómo se origina y evoluciona una enfermedad.

El informe, titulado "Reapertura de las escuelas en tiempos de pandemia" estudia el resultado de las primeras tres semanas de la vuelta a las aulas y muestra la evolución de la epidemia y los contagios semana a semana. Se estudió las infecciones en Niños y adolescentes hasta los 18 años de cuatro autonomías: Castilla y León, Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña.

Estas cuatro regiones aportan el 61 % de los estudiantes del país. Solo Andalucía y Cataluña registraron un aumento del 3%, pero Prats cree que el motivo podría deberse a “un mayor esfuerzo de diagnóstico”.

Las cuarentenas de los grupos burbuja permite cortar la cadena de contagios

Las medidas implementadas para prevenir los contagios, así como las cuarentenas de los grupos burbuja” permiten cortar rápidamente las cadenas de contagios en las aulas, analiza Prats. Si bien el informe Universitat Politècnica de Catalunya es provisorio y se lo debe seguir profundizando, aporta una visión diversa a las expectativas que se tenían con el lanzamiento de las clases presenciales sobre el comportamiento del coronavirus como agente de dispersión de la infección en la sociedad. En Cataluña, el 8% de los llamados “casos índices”, es decir, el primero que se detecta y a partir del cual se delimita una cuarentena en la burbuja, no generaron ningún contagio en el grupo.

Tan solo en un 4% se encontraron dos y en el 1%, tres, según el informe.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!