La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a la población que este año más que nunca es necesario vacunarse de la gripe común. Con un doble objetivo, por un lado porque se trata de una excelente estrategia preventiva para hacer frente al Coronavirus. Y por otra parte, como medida para evitar que el sistema sanitario pueda colapsar en los meses de otoño e invierno.

Ante la atención que deberán ejercer a todos los contagiados de la COVID-19 y que se prevé que vayan en aumento durante este periodo del año. En este sentido se han dirigido las palabras del director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, al afirmar que “animamos especialmente a las personas que ya presentan con anterioridad afecciones médicas subyacentes a que en este año tan particular se vacunen contra la gripe común".

Una campaña que precisamente en los países occidentales va a empezar dentro de unas pocas semanas.

Convivirán el coronavirus y la gripe

Mientras que por otra parte, la directora técnica de la organización internacional para el coronavirus, Maria Van Kerkhove, ha incidido en que se están constatando unas tendencias muy preocupantes en la evolución de la gripe en las naciones del hemisferio norte debido al incremento de la COVID-19. En unos momentos en que todavía no ha aparecido la gripe normal y este hecho en su opinión debe poner en “guardia a todas las personas” al tratarse de un escenario muy sensible al desarrollo de la enfermedad. En la que convivirán a la vez los dos virus y pueden confundirse los síntomas de ambas Enfermedades al ser muy parecidos.

Más presión a los médicos y sanitarios

Mike Ryan, por otra parte, se ha referido ante los medios de comunicación a la gran preocupación existente a los incrementos en los casos de coronavirus antes de que llegue el otoño. Pero sobre todo ante el temor de que esta enfermedad y la gripe se produzcan al mismo tiempo.

Al opinar que es un factor que puede crear una mayor presión al trabajo de los médicos y personal sanitario para afrontar las incidencias en los casos más graves de los pacientes. No obstante, el experto recordó que “no hay evidencias de que el coronavirus aumente con la bajada de temperaturas, tal y como sucede con la gripe”.

'Estamos mejor que al principio', según la OMS

Algo más de optimismo ha mostrado la directora técnica de la OMS, Maria Van Kerkhove, al poner de manifiesto que en estos momentos el planeta “está mejor preparado para hacer frente a la pandemia del coronavirus”. A la vez que ha recordado que “no estamos en el mismo escenario que al principio, en los meses de marzo y abril”. Aunque por último ha demando seguir en alerta porque de ninguna forma el virus ha sido derrotado. Incidiendo en que todavía no hay una vacuna para acabar con la pandemia.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!