Rinitis, tos y estornudos son síntomas de resfriado y gripe que corren el riesgo de ser confundidos con signos de Coronavirus y generan aprensión en quienes están cerca de la persona sintomática en ese momento. De hecho, el COVID-19 da miedo a muchas personas y con la llegada del otoño, se espera una muy anunciada ola de infecciones, lo que exacerba el riesgo de discriminar entre las enfermedades gripales y el coronavirus, ya que un hilo conductor de manifestaciones sintomáticas vincula estas diferentes patologías.

Los síntomas semejantes entre la gripe común y el COVID-19 harán difícil el diagnóstico

El director para Europa de la Organización Mundial para la Salud (OMS), el médico belga Hans Klugue, vaticinó en declaraciones a la agencia francesa de noticias AFP, la llegada de un duro otoño con altas tasas de mortalidad, a consecuencia de los rebrotes de coronavirus. Y lo que realmente preocupa es la posible confusión entre los síntomas del coronavirus y la gripe común.

Un estudio de la Universidad de East Anglia en Gran Bretaña, realizado con 30 voluntarios, trató de aclarar el problema y detectar las diferencias. El estudio consiguió aclarar algunos puntos: En primer lugar, uno de los síntomas más característicos, la pérdida del olfato, que también existe en la gripe, habría resultado ser mucho más intensa en personas con coronavirus, incapaces de identificar los olores, pero también de manera repentina y sin congestión o secreción nasal.

También, según los investigadores, la pérdida del gusto es más pronunciada en personas que no pueden distinguir entre lo amargo o lo dulce.

Los síntomas son semejantes, pero más acentuados en el coronavirus

Otro punto crucial, en un intento de aclarar y tratar de distinguir entre la influenza y la infección por COVID-19, está en el período de incubación, donde la gripe es de más corto tiempo que con el coronavirus.

Finalmente, la tos que en el caso del COVID-19 sería, según los estudios, es más seca e insistente.

El médico especialista del servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, Daniel Ballesteros, ante la perspectiva, se muestra descorazonado y preocupado: "van a llegar los virus respiratorios típicos de estas fechas, pero los sanitarios están agotados".

Ballesteros ve la actitud desaprensiva de la gente y que el sistema sanitario todavía no tiene vacunas, además de la falta de recursos.

Desde el servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital barcelonés Vall d'Hebron, el Dr. Benito Almirante explica que el cumplimiento de las medidas de seguridad, como el distanciamiento social, las mascarillas y el lavado de manos, es fundamental para evitar los virus. Y estas medidas de seguridad también son efectivas para el virus de la gripe, como fue la experiencia en Australia y Latinoamérica, en el hemisferio sur, que se encuentran a la salida del invierno y donde los casos de gripe común, resfriados y virus respiratorios han sido mucho más leves, gracias al confinamiento impuesto por la pandemia de coronavirus.

En el hemisferio sur el aislamiento se tradujo en menos casos de gripe y resfriados

Desde el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, la Dra.

Patricia Muñoz expresa su inquietud sobre qué puede ocurrir con las coinfecciones entre las dos enfermedades, COVID-19 y otros virus al mismo tiempo, ya que al tener síntomas similares será más complejo el diagnóstico.

Asimismo, la Dra. Muñoz ve con buenos ojos los resultados observados en el hemisferio sur y se espera que la gente se vacune contra la gripe común, lo cual contribuirá a la reducción de los casos y posibilidad de complicaciones por cursar dos enfermedades a la vez.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!