Marcos López Hoyos, un reputado inmunólogo y presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), ya lo había advertido hace unos pocos días. En el sentido de que los datos sobre nuevos contagios eran una pésima señal para el control del virus. No se ha equivocado y las últimas cifras respecto a la pandemia le están dando la razón. También puso de manifiesto que los nuevos contagios iban aumentado con una mayor celeridad. Pero ahora ha ido aún lejos al poner de manifiesto que lo realmente preocupante es que el número de contagios se está acelerando entres las personas mayores de 60 años.

Un factor que considera como especialmente relevante debido a que este segmento social “sí que tiene un elevado riesgo clínico”. Algo de lo que adolecían los más jóvenes de la sociedad.

Cambio de tendencia en la evolución del coronavirus

“Hasta hace pocos días el Coronavirus estaba afectando a la gente más joven, pero se han producido en las últimas horas un cambio de tendencia y ya se empieza a ver como los mayores de 60 años son los que se están contagiando por la expansión del coronavirus”, ha comentado el presidente de la Sociedad Española de Inmunología. Se trata, en su opinión, de un pésimo panorama que nos lleva de nuevo al escenario de los meses de marzo y abril. Porque además considera que este es un aspecto que puede originar serios problemas en los ingresos de los pacientes.

Proliferación de fiestas y reuniones sociales

Mientras que por otra parte, Marcos López Hoyos incide en el hecho de que se ha producido un serio empeoramiento de la situación en el mes de agosto como consecuencia del relajamiento en las medidas sociales y sanitarias. Debido a la proliferación de fiestas, reuniones u otras formas de aglomeraciones masivas tan comunes en esta época del año.

Hasta el punto de que sea una de las causas para que la cifra de contagios se haya disparado en estos días. Cuando la población debería haber seguido con los planes para protegerse del coronavirus y a pesar de estar en plenas vacaciones en el periodo estival.

El virus no se ha debilitado

Toda esta serie de favores han llevado a que la situación sanitaria en nuestro país sea muy preocupante antes de llegar a septiembre”, añade el experto en inmunología.

Por otra parte, piensa que de ninguna forma el virus se ha debilitado y que no hay más remedio a que “España tenga su propia vacuna para no depender de otros países”. Al entender que este es un proceso que todavía puede durar algo de tiempo y mientras tanto la única opción es “ser muy respetuoso con la aplicación de las medidas de higiene y distanciamiento social”. Hasta que al final estén las dosis para combatir esta enfermedad infecciosa.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!