Tras los últimos brotes del Coronavirus, especialmente en los países europeos, se está hablando en los medios de comunicación de una segunda oleada del virus. Pero desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) han alertado de que esto sea así, al poner de manifiesto que la COVID-19 no se comporta de esta forma, como si fuera una gripe normal. Por el contrario se debe a una propagación natural de la enfermedad vírica que en realidad se produce cuando se elimina la presión. La OMS ha querido con esta matización prevenir de incidencias mayores ante un relajamiento del control y la prevención.

El coronavirus no es una gripe

Para aclarar esta diferencia en el comportamiento del virus, el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Mike Ryan, ha aclarado que el desarrollo del el coronavirus no es igual al de la gripe ya que esta aparece y desaparece, mientras que el primero va a seguir creciendo cuando las medidas de control se van relajando. Precisamente lo que está pasando en los países en donde este verano se están dado nuevos repuntes en el virus debido a la relajación de las medidas de contención. Como por ejemplo, guardar las normas de distanciamiento social o el uso obligatorio de las mascarillas.

Ryan sostiene que el virus requiere de una presión sostenida

Mike Ryan, para explicar lo que está pasando en estos momentos ha hecho una comparación al poner de manifiesto que “si dejas de presionar la pelota, desde luego que saltará y opina que este virus se comporta de esta manera”.

Para matizar a continuación que “el virus requiere una presión sostenida”. Mientras que por otra parte, el dirigente internacional ha tratado también de quitar culpas a las autoridades políticas y sanitarias de los países ante los nuevos brotes del coronavirus. Al entender que el hecho de “que haya varios grupos de contagiados después del éxito de las medidas de contención es algo que suele pasar”.

Los países tienen que reaccionar de una manera ágil

De cualquier manera, el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud sí ha confirmado que en los países o lugares en donde no se apliquen las medidas de seguridad se pueda desarrollar una segunda oleada en el coronavirus. Poniendo de manifiesto al referirse a los periodistas que “si comprueban que naciones ignoran los grupos y permiten que el virus vuelva a estar fuera de control, entonces pienso que vamos a estar en esta segunda oleada”.

La solución para evitar este escenario, en opinión de Ryan, pasa por reaccionar lo más rápido posible a los grupos. Para investigarlos y poner en marcha medidas de control y en donde será decisivo comprobar cuáles son los países que reaccionan de una “manera ágil y eficaz”.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!