El cómico David Suárez ha sido denunciado por la Fiscalía de Madrid, la cual pide un año y diez meses de cárcel, una multa de más de 3.000 euros y la inhabilitación por 5 años del humorista para ejercer su oficio, todo esto debido un tweet publicado en abril de 2019, en donde hacía un chiste sexual con personas con síndrome de Down.

La causa se ha reabierto gracias a un recurso del Ministerio Público

El chiste rezaba así "El otro día me hicieron la mejor felación de mi vida. El secreto fue que la chica usó muchas babas. Alguna ventaja tenía que tener el síndrome de Down".

Aunque la causa fue sobreseída por el Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid, pues no vio ningún tipo de delito de odio en el tweet, además de considerar que este está amparado bajo la libertad de expresión del cómico, la entidad Plena Inclusión Madrid recurrió la decisión, recurso al que se unió el Ministerio Público.

El Ministerio Público le acusa de un presunto delito, tipificado en el Código Penal en la sección del ejercicio de los derechos fundamentales en los artículos 510 y 3. Dicen que el mensaje refleja claramente desprecio para este colectivo de personas, además de ser humillante y vejatorio.

Fue despedido fulminantemente de su trabajo en la radio después del tweet

Esto no solo le hizo ser el foco de muchas críticas por parte de las redes sociales y organizaciones que ayudan a gente que padece el síndrome, sino que supuso su despido del programa radiofónico "Yu: no te pierdas nada".

Esto lo consideró el cómico como una bajada de pantalones, por parte del programa.

A pesar de un comunicado de disculpas fue denunciado por delito de odio

Sin embargo, al final hizo un comunicado de disculpa publicado en su Twitter, pues la asociación Down Madrid amenazó con emprender acciones legales contra él, cosa que terminó haciendo, a pesar del comunicado, presentando una denuncia ante la Oficina de Delitos de Odio de la Policía y una reclamación ante el Ministerio de Sanidad por un presunto delito de odio, hostigamiento y acoso a las personas con esta discapacidad.

Suárez se defendió en su momento diciendo que el chiste solo pertenecía al terreno de la ficción y nada más, y que jamás quiso herir o humillar a nadie con él, ni a afectados o familiares.

Los denunciantes no aceptan que el cómico se escude detrás del humor

Todos aquellos que han denunciado a David Suárez coinciden en que el cómico no se puede esconder detrás del humor negro o de su oficio, pues ya ha demostrado varias veces en el pasado algún tipo de desprecio contra alguna minoría.

La última polémica similar la tendría con un chiste puesto también en Twitter haciendo alusión a Los Javis y el Sida.