Asturias se prepara para una temporada estival bastante incierta, después del confinamiento por el Coronavirus. Esta temporada es mucho más incierta que en otros años, ya que los festivales y/o fiestas que se mantengan, tendrán que celebrarse de una manera diferente.

La cuenta atrás por el verano 2020, ya se ha iniciado con muchas dudas por las restricciones que provocará el coronavirus. La población tiene muchas ganas de tomar el sol y pasarlo bien al aire libre, después de muchas semanas de confinamiento obligatorio, en un intento de parar la expansión del virus.

Pero, el coronavirus no solo ha cambiado los hábitos de los españoles, también ha puesto completamente patas arribas el calendario de festivales, festejos, pitanzas y romerías.

Este hecho ha provocado que los distintos ayuntamientos y comisiones de fiestas de toda Asturias tengan que romperse la cabeza en un intento de buscar alternativas. O, en algunos casos, decidir que la mejor opción es suspender dichas festividades para evitar rebrotes del coronavirus.

La fiesta de San Juan es la primera que se ve afectada por el coronavirus

Lo que no va a cambiar, por el momento, es el evento con el que se inicia la temporada de verano: la Ascensión virtual, que tendrá lugar este mismo fin de semana. Esta fiesta tendrá lugar durante la noche más pagana, mágica y corta del año: San Juan.

Una fecha única en la que las hoguera (fogueras) se encargan de alumbrar todo el territorio de Asturias.

Eso sí, si finalmente los ayuntamientos no deciden cancelar la celebración, esta tendrá lugar por “streaming”. Por ejemplo, las ciudades de Avilés, Gijón y Oviedo han apostado por esta edición virtual para evitar rebrotes del coronavirus (hay que recordar que la pandemia sigue siendo un hecho y el número de contagiados aunque crece de forma más despacio, sigue aumentando cada día).

Localidades buscan celebrarán sus fiestas cumpliendo con medidas restrictivas por el COVID-19

En la localidad de Mieres, mientras tanto, se han puesto manos a la obra y han creado lo que han llamado como “Esto nun ye San Xuan”, un programa muy ambicioso de conciertos y representaciones de teatro, siempre con aforo limitado, pero en el que no se podrá llevar a cabo ninguna hoguera ni danza “prima” por responsabilidad para evitar males “mayores”.

Se quiere evitar las aglomeraciones y que se respete la mayor distancia social posible. Todo para evitar rebrotes del coronavirus y que vuelvan a sumarse muertos a la lista oficial. Con la agenda folixera, la siguiente cita debería ser el “Festival de la Sidra” que se celebrará en Nava durante los días 10 y 12 de julio, que parece que se mantiene firme, con la clara intención de seguir adelante con el concurso que busca la mejor sidra y al mejor escanciador del año en la plaza central de la mencionada localidad.

Varias fiestas emblemáticas de Asturias han sido canceladas por el coronavirus

Este año no se podrán celebrar los mejores culinos de toda Asturias, entre grandes cantidades de gente por las calles más céntricas del conocido Ayuntamiento, capital de la sidra por excelencia, pero si tendrá lugar “online”.

Y se caen, directamente, de la agenda algunas de las fiestas más emblemáticas como son “Les Piragües” (que no podrán ser a pesar de que este año se celebraba el noveno aniversario de esta celebración tan importante) o el Xiringüelu de la localidad de Praviz.

Tampoco se celebrarán las siguientes fiestas: La Vaqueirada (en Aristébano), La Fiesta del Cordero (en Llagüezos), La Virgen de la Guía (Ribadesella), El campeonato de Bateo (en Navelgas) o Los Exconxuraos llanerenses.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!