El 8 de Marzo es el Día Internacional de la Mujer y convoca a millones de personas en el mundo entero para reclamar derechos, una fecha clave en la agenda feminista, que pone a Fernando Simón en el centro de una grave acusación penal. Ese día España contaba con 598 casos notificados y 17 muertos. Madrid era la ciudad más afectada con 202 casos. Nada más. Nada indicaba el infierno que se desató en poco tiempo. O, tal vez, sí.

La Guardia Civil investiga la responsabilidad del epidemiólogo por las manifestaciones y aglomeraciones varias

Esa fecha, como todos los años, en las distintas ciudades españolas se celebra la marcha reclamando la finalización de la violencia de género, la brecha salarial, igualdad, entre tantos otros reclamos para la visibilización de las problemáticas peculiares de las mujeres y colectivos minoritarios.

Solo Madrid fue recorrida por 350.000 personas, según fuentes policiales y los organizadores hablaron de un millón. Un mes y medio después del 8-M, España, detenida por la cuarentena, llora 28.628 muertos y más de 234.000 contagiados, con una Madrid fuertemente golpeada. Quedaron en el olvido algunos de los los carteles que portaban las manifestantes: “el Coronavirus mata más que el machismo”.

Fernando Simón es hoy señalado por la Guardia Civil como responsable penal por haber permitido las aglomeraciones del 8 de Marzo. Días antes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias contaba con los datos e informaciones que confirmaban la gravedad de la enfermedad que ya había detonado Italia y que se estaba derramando en España apunta la investigación de la institución.

Fernando Simón soportaría una acusación penal

El epidemiólogo que diariamente se presenta ante la prensa e informa al país los datos de la evolución de la pandemia, es la persona que el segundo fin de semana tendría que haber tomado medidas para evitar aglomeraciones, que también ocurrieron en los partidos de fútbol y el congreso de VOX, donde concurrió ya contagiado el diputado Javier Ortega Smith, con una asistencia de 9.000 personas.

Y la acusación apunta a que no tomó esas precauciones y prevenciones que ya venía la OMS anunciando desde mediados de febrero. Sin embargo, las investigaciones que llevan adelante desde la Guardia Civil desnudan que Fernando Simón habría desestimado el 5 de marzo la realización de un congreso evangelista que se realizaría entre los días 19 y 21 del mismo mes, es decir, dos semanas después, por la alta posibilidad de propagación del COVID-19.

La Guardia Civil le solicitó al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias que dirige el epidemiólogo que entregue toda la información y documentación sobre el COVID-19 de la que disponía antes del 8 de Marzo la institución, algo que todavía no remitieron.

José Manuel Franco ya soporta una acusación por prevaricación

La pesquisa pondría a Fernando Simón que estaría en el centro de la responsabilidad y lo podría señalar como responsable penal del aumento de contagios y muertes por coronavirus luego de la marcha del 8M. Quien sí ya afronta una imputación por prevaricación es el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por el mismo motivo que se investiga a Simón: haber hecho oídos sordos a las advertencias del Gobierno Autonómico de Madrid.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!