Dentro de la adversidad siempre hay lugar para la emoción. Y es que hasta la acción más simple, como puede ser una lista de la compra, y cotidiana puede ser fuente de amor. Un usuario de Twitter ha hecho pública la lista de la compra que una señora mayor ha dado a su vecina para que le haga la compra. El texto del tuit dice: “Esta lista es de una señora que no puede salir de casa y una vecina hace por ella la compra. Es brutal, pero ¿cómo no vamos a querer a las personas mayores? Por favor, son lo mejor que hay”.

A continuación el usuario de twiter muestra la imagen en el que aparece un pequeño papel en el que escrito a lápiz se puede leer: "Lejía botella grande, fruta, naranja, plátanos, lo que veas, pan rebanadas normal carlotas, cebollas.

Me he puesto guantes para no infectarte. Lo que sobre para ti. Te quiero mucho. No he tocado el dinero”.

En nueve horas el tuit ha conseguido 4.600 likes

La nota no puede ser más tierna y aunque solo veamos su letra su cara puede ser la de cualquier persona mayor que está pasando por este trance en soledad. Nuestros abuelos, tíos, padres, mayores que en estos momentos son tan vulnerables.

Y es que la probabilidad de vivir solo es más elevada entre las personas mayores de 65 años y las que viven en entornos rurales.

Se estima que alrededor de dos millones de personas mayores de 65 años viven en soledad. De estos dos millones, casi la mitad, 850.000 tienen más de 80 años.

Recomendaciones para el confinamiento

El confinamiento, la sensación de mayor peligro y el mayor aislamiento social pone a este grupo vulnerable de nuestra sociedad en un serio aprieto por el que tienen que pasar.

Una de las recomendaciones que dan los expertos es hacerles ver que la situación es pasajera, que es un tiempo limitado y que cuando todo acabe les daremos miles de besos y abrazos.

Tener un contacto continuo y regular con ellos y también es imprescindible para que el trance sea más llevadero. Que puedan expresar sus preocupaciones, sus miedos y que no se sientan solos a pesar de estar en una casa vacía.

Muchos de ellos solo tienen la televisión como ventana al mundo e incluso como principal fuente de entretenimiento y se encuentran parrillas televisivas completas de especiales del Coronavirus de siete horas, debates del coronavirus, datos del coronavirus que en el mejor de los casos es un recuerdo constante de la realidad no tan amable que están viviendo y en los peores se insinúa que demonios del Apocalipsis ya están saliendo de sus tumbas.

Y es que la situación tan excepcional que estamos viviendo está dejando, en general, un reguero de solidaridad y hermandad admirable (siempre hay excepciones lamentables, pero afortunadamente son las menos) que nos va a ayudar a salir de esta y de volver a achuchar a nuestros familiares, que al fin y al cabo es lo más importante.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!