Si vas a un supermercado que no esté cerca de tu domicilio, te arriesgas a una multa de 500 euros. El Ministerio de Interior ha decidido ampliar la restricción de todo tipo de movimientos para poder evitar que haya abusos de excepciones para poder salir a la calle. Las autoridades podrán comprobar la dirección del domicilio y los productos que hay en las bolsas.

A pesar de la gravedad de la situación, muchas personas se saltan las normas

El confinamiento obligatorio por el decreto de Estado de Alarma en el que está España por culpa de la pandemia del Coronavirus permite que los ciudadanos salgan de sus domicilios por unas razones excepcionales; por ejemplo, acudir a los supermercados para poder comprar alimentos.

Pero, solo se puede ir a adquirir los considerados productos que son de primera necesidad… y además, solo a su establecimiento más próximo.

Según fuentes de la Policía, Interior ha decidido ampliar las restricciones de movimiento para evitar lo que está sucediendo: el abuso de las excepciones para poder salir de los domicilios.

A lo largo de estos días de confinamientos, además de asegurarse que los ciudadanos solo van al supermercado para comprar productos de primera necesidad, también están controlando que se están desplazando a los establecimientos más próximos a su vivienda.

Los agentes de las fuerzas del Estado podrán revisar las bolsas de la compra para asegurarse que son productos necesarios

Ya se han impuestos multas que han llegado hasta los 500 euros por incumplir estas normas dentro del objetivo de trabajar por garantizar la salud pública de todos los españoles, por lo que perder el tiempo buscando excusas para salir no es recomendable para ninguna persona.

Abusar de las excepciones en el Decreto-Ley del Estado de Alarma con el objetivo de tomar el aire o para estirar las piernas solo es un atentado contra la salud de la ciudadanía.

Por otro lado, la Policía ha querido recordar que las compras tienen que ser coherentes a la situación que está viviendo el país, que está sufriendo un estado de alarma, por culpa de la pandemia por el coronavirus.

Por eso, los agentes de seguridad del Estado se han visto obligado a revisar las bolsas para garantizarse que solo se ha adquirido productos de primera necesidad.

A lo largo de estos días algunas personas se han intentado saltar el aislamiento aprovechándose de excepciones como son pasear el perro, ir a la farmacia o desplazarse al lugar de trabajo. Ante la "picaresca", el Ministerio de Interior se ha visto obligado a aumentar las medidas restrictivas, utilizar todos los medios disponibles y aún así, se ponen más de 400 multas al día.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!