Una empresa ubicada en la ciudad de Granada ha decidido dejar de trabajar los viernes y, sorprendentemente, ha visto como sus ventas se han multiplicado en tiempo récord. Este caso ha sido tratado en “El programa de Ana Rosa” y ha sido la excusa perfecta para que la veterana periodista le envíe un mensaje a Paolo Vasile y a Manuel Villanueva: "Que suban el volumen de su televisor, ya que, la noticia les va a interesar y mucho".

Una empresa de la provincia de Granada ha saltado a los medios por haber demostrado que reducir la jornada laboral es sinónimo de éxito

La empresa en cuestión decidió apostar por una jornada laboral de cuatro días (no de lunes a viernes, como suele ser habitual) y ha logrado aumentar las ventas de manera muy significativa. Han demostrado que la creencia en España de que el número de horas es igual a productividad es completamente mentira.

Con esta medida, sus responsables querían mejorar la productividad y eso es lo que han logrado, han dejado a un lado viejos mitos que aseguran que trabajar más horas hace que el ambiente laboral sea más productivo y, con ello, se consiguen más ganancias para la empresa.

Dicha empresa se dedica a la venta de productos que se emplean para el tratamiento de aguas -tanto a nivel doméstico como particular-. Tras esta medida, bastante criticada al principio, la empresa se ha hecho muy conocida y no para de recibir currículos de personas que están muy interesadas en trabajar en ella.

Ana Rosa, escuchando las palabras del entrevistado, no ha podido evitar hacer bromas, asegurando que los viernes tiene que ir a su puesto de trabajo igual.

Además, lanzó un mensaje a sus jefes, Paolo Vasile y Manuel Villanueva, "que subieran el volumen de su televisor pues esta noticia les interesa, y mucho".

El propietario de la empresa solo puso una condición: mantener las ventas

La empresa, Grupo Deluxe, decidió que sus trabajadores debían tener los viernes libres para poder llevar a cabo la conciliación familiar, algo que es muy demandado por los empleados.

Así, apostaron por una semana laboral de tan solo cuatro días, con los tiempos más ajustados, y mejoraron la productividad.

Los empleados de la sede central situada en la provincia de Granada como los de la filial en Jaén disfrutan de un fin de semana de tres días para poder conciliarse con su familia. La medida fue aprobada tras la realización de una prueba piloto que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre.

El actual propietario de la susodicha empresa, puso como única condición que se mantuvieran las ventas previstas para el ejercicio. Y no solo han logrado mantener dichas ventas, incluso, la empresa se ha encontrado con el mejor mes de ventas de todo el año.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!