Las enviadas especiales al país árabe han explicado que son tratadas como ciudadanos de segunda por el mero hecho de ser Mujer. Por ejemplo, no pueden ir al gimnasio del hotel en el que se hospedan, ni utilizar la piscina. Por otro lado, reciben una serie de consejos como vestir con ropa ancha que llegue hasta los tobillos y que no marque ninguna curva de su silueta para evitar problemas

Varias de las periodistas enviadas a Arabia Saudí para cubrir la Supercopa de España han denunciado las prohibiciones que tienen por el hecho de pertenecer al sexo femenino en un país duramente criticado por no respetar los Derechos Humanos y por establecer una normativa claramente machista.

La ciudad de Yeda, bañada por el Mar Rojo, será la sede de la Supercopa en un intento de apertura a Occidente

La Supercopa de España tendrá lugar en Yeda, una ciudad costera bañada por las aguas del Mar Rojo, que ha sido elegida para iniciar la apertura del país a Occidente, pero parece que los cambios van mucho más despacio de lo que podría parecer.

A pesar de que las mujeres pueden conducir en el país desde el pasado año 2017, pueden tener una cuenta corriente en el banco a su nombre y pueden viajar, sin ir acompañadas de un familiar varón, al extranjero... todavía hay mucho que cambiar y trabajar en una sociedad claramente machista. Aunque se ha abierto un poco la mano en determinados aspectos, la realidad es que siguen persistiendo una serie de prohibiciones que cuesta entender, sobre todo, para una mujer occidental.

Por ejemplo, no pueden ni ir a la piscina ni al gimnasio del hotel en el que hospedan, y pagan la habitación, para no coincidir con los varones. La prohibición es muy estricta y se lo han dejado muy claro, incluso, antes de llegar al establecimiento. Igualmente, han recibido una serie de consejos sobre cuál debe ser la vestimenta que deben llevar, siempre con sobriedad.

No deben mostrar las piernas, ni llevar ninguna prenda que marque algo su silueta. Solo deben llevar ropa cómoda, ancha y lo más amplia posible.

En la localidad, hay playas solo para hombres y playas solo para mujeres donde ellas van completamente vestidas

Incluso, han sido testigos de como en las playas anexas a las playas para hombres (sí, en el país las playas se dividen según el género), las mujeres del país se tapan completamente, dejando solo al descubierto las manos, los pies y la cara.

Un nuevo ejemplo del trato vejatorio que reciben las mujeres en el país.

Ante esta situación, varios periodistas españoles se negaron a cubrir el evento. Por ejemplo, José Antonio Alcalá, periodista deportiva de la COPE, se negó a viajar a Arabia Saudí por la falta de derechos y de libertad sexual.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Fútbol
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!