La noticia ha conmocionado a la sociedad mexicana. Una madre ha torturado a su propia hija quemándole los pies con la ayuda de una plancha. Según la versión de la mujer, tomó esta decisión porque la niña "no paraba de molestarla". La pequeña quería pedirle salir a jugar con unos amigos, pero la respuesta de su progenitora fue "castigarla" de esta manera tan cruel y sádica.

Los hechos descritos por la policía son los siguientes. La niña, de tan solo ocho años de edad, salió de su casa en México D.F. para jugar un rato con unos amigos ante la pasividad de su madre.

Cuando volvió a su casa, su progenitora la estaba esperando furiosa, ya que la pequeña había salido sin su permiso. Como "castigo ejemplar", tomó la decisión de torturarla con la plancha.

La madre se enfadó porque la niña salió a jugar sin permiso

Tras exigir a la pequeña que entrase en la vivienda de manera inmediata, mandó a su otra hija a que sujetara a la víctima con fuerza y, a continuación, encendió el electrodoméstico. Minutos más tarde, según publica también el medio local Heraldo, la progenitora de las pequeñas colocó la base caliente de la plancha sobre los pies de la niña, haciéndole sufrir durante varios minutos que fueron interminables.

La madre continuó con la tortura a pesar de los gritos de dolor de la pequeña, que se estaba retorciendo todo el tiempo debido a las quemaduras que estaba sufriendo.

Los vecinos, que estaban escuchando todo lo que estaba sucediendo, aseguran que la madre le repetía a su hija que lo hacía porque "se merecía un castigo ejemplar". Cuando la mujer dejó de ensañarse con la pequeña, la encerró bajo llave en una habitación.

La pequeña asegura que no era la primera vez que sus padres la torturan sin ser detenidos por las autoridades

Pero la niña fue capaz de escapar y salió huyendo para pedir ayuda.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

Fueron los propios vecinos los que se hicieron cargo de la pequeña y llamaron de inmediato a la Policía Municipal para poder presentar una denuncia ante lo que acababa de suceder.

La pequeña fue trasladada a un centro médico, donde pudo ser atendida de todas las lesiones que presentaba por culpa del calor del electrodoméstico. A pesar de todo, sus padres no han sufrido represalias en ningún momento.

Pese a la brutalidad del "castigo" llevado a cabo por la madre y el hecho de que la niña ha asegurado que sus padres suelen maltratar a sus hermanos y a ella habitualmente, ninguno de los dos ha sido detenido.

Eso sí, las autoridades del país siguen investigando lo sucedido.

México es uno de los países donde más feminicidios tienen lugar, además de ser el escenario de numerosos casos de maltrato infantil. Solo hay que pensar que, a pesar de haberle quemado los pies a su hija con la ayuda de una plancha, la madre no tuvo que dormir en una celda. Ni siquiera ha sido detenida por la policía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más