El pasado miércoles 27 de noviembre, el Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad eligió, por unanimidad, a las empresas ferroviarias que a partir del 1 de enero del 2021 formarán parte del sector de transporte de viajeros por ferrocarril en el ámbito de alta velocidad, obligados para cumplir con parte de la liberalización que nos imponen desde Europa.

Las líneas AVE salen a concurso

Las empresas a las que se les permitirá operar en las líneas de alta velocidad españolas son: RENFE, SNCF (operadora francesa) y el consorcio formado por ILSA-TRENITALIA.

En una primera fase, el sector ferroviario español ya liberalizó el transporte de mercancías en el año 2005, rompiendo el monopolio que poseía Renfe. El número de empresas que continúan desarrollando la actividad del transporte de mercancías por ferrocarril difiere muy poco de las que comenzaron hace 14 años y prácticamente se ciernen las mismas dudas sobre la evolución del sector privado y de las condiciones laborales de los maquinistas que se tenían entonces.

De la misma forma, podemos encontrarnos con los mismos problemas derivados en el sector privado del transporte de viajeros de alta velocidad, y que en contrapartida a la poca atención que se le presta a lo que ocurre en el transporte privado de mercancías, puede comprometer a viajeros y derivar en situaciones de riesgo.

Al igual que en las mercancías, la andadura del AVE privado comenzará sin un convenio laboral para los maquinistas que regule de forma clara la actividad. Tras estos 14 años, los maquinistas del sector privado todavía se encuentran en un vacío y agravio comparativo en el ámbito laboral con los profesionales de la empresa RENFE. Ni gobiernos, ni sindicatos se han preocupado en 14 años que perdura la liberalización, de regularizar el sector profesional y laboral en las empresas privadas del transporte de mercancías: "Esperemos no sea un preludio del futuro que le espera al transporte de viajeros por ferrocarril".

ASIMAFE recalca una falta de regulación

ASIMAFE, Asociación Sindical Independiente de Maquinistas Ferroviarios, desde su creación en febrero del 2018, está siendo el único sindicato que está trabajado por el reconocimiento profesional y laboral de todos y todas las maquinistas, sin distinción de la empresa donde realicen su actividad laboral: "Durante todos estos años todavía, seguimos sin una regulación contractual básica para todos los maquinistas que trabajamos en el sector privado. Todavía tenemos contratos donde estamos dados de alta como peones de la construcción.

La necesidad de un convenio profesional básico donde se reconozcan: la penosidad, las enfermedades profesionales o unas tablas salariales básicas entre todas las empresas ferroviarias, es indispensable para el desarrollo profesional y la estabilidad laboral para los maquinistas".

Como explican los responsables de ASIMAFE, "estamos ante un importante paso que llega con retraso en España, como es la liberalización del sector de viajeros por ferrocarril, las cifras de oportunidad de nuevos puestos de trabajo para profesionales del sector son muy positivas por la necesidad de personal en las nuevas empresas privadas; como en la regeneración de las plantillas de RENFE y ADIF, donde gran parte de la plantilla está en proceso de jubilación".

Y concluyen que "el sector no está regulado corerrectamente para todas estas nuevas incorporaciones al ámbito laboral ferroviario en el sector privado".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más