En la localidad de Baix Llobregat, los vecinos han empezado el mes de agosto con un buen susto: el accidente de un camión que acabó chocando contra una gasolinera ha dejado una escena espectacular por las impactantes imágenes.

Según los testigos, el mencionado vehículo acabó empotrándose contra el techo del establecimiento a la altura de Sant Esteve Sesrovires, en la zona del Baix Llobregat, en Barcelona.

El suceso tuvo lugar a última hora de la tarde del miércoles y las imágenes del espectacular choque fueron difundidas por los bomberos.

La gasolinera donde tuvo lugar el accidente está en la carretera B-224 y muy cerca al polígono industrial de Sant Esteve, por lo que fue necesario mandar cinco dotaciones de bomberos para garantizarse que no llegaría a más ante la posibilidad real de que se desplomase buena parte del techo y para poder facilitar la retirada del vehículo accidentado.

A pesar de lo aparatoso del accidente no hubo ningún herido

No es la primera vez que hay una noticia semejante en los medios de comunicación, aunque en este caso el accidente ha tenido lugar porque el conductor del camión-grúa calculó mal las distancias y la pluma quedó levantada de manera ligera, por lo que el vehículo quedó estampado contra la marquesina del establecimiento. Esto provocó un gran susto entre los empleados de la gasolinera por el ruido del choque y por la posibilidad de que parte del techo acabase en el suelo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Historias

En el caso de los accidentes con una gasolinera hay una serie de riesgos extra que provoca que, como en este caso, aunque el contratiempo no provoque heridos ni daños de importancia, haya que tomar una serie de medidas como enviar cinco equipos de bomberos hasta la zona para evitar daños mayores. El principal peligro es la combustión que puede llegar a suceder. Un incendio en una gasolinera puede provocar un gran número de víctimas o daños en zonas próximas (en este caso no había que olvidar que había un polígono industrial próximo, con el riesgo que podría conllevar).

La causa del accidente fue un mal cálculo de alturas

Igualmente, se vuelve a demostrar el peligro que tiene no saber calcular las distancias: por ejemplo, en este caso el accidente tuvo lugar por el simple hecho de que el conductor no supo valorar bien la altura de la grúa y de la marquesina. No es la primera vez que en un puente o en un túnel un camión o una autocaravana queda encajada por culpa del conductor que no supo calcular la altura de su vehículo.

Los vecinos se acercaron hasta la zona para ver el estado del vehículo y no entendían cómo el conductor intentó hacer la maniobra a pesar de que no iba a poder pasar por la altura de la grúa.

Un buen susto que solo ha provocado daños materiales, sin víctimas ni heridos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más