El movimiento feminista a nivel mundial, ha aplaudido la noticia de que la Mujer que había sido acusada de cometer el delito de homicidio por abortar a un bebé tras haber violada, en El Salvador, ha salido absuelta de todos los delitos por los que había estado en la cárcel todos estos años.

La joven llegó a ser condenada a treinta años ,en primera instancia. Y, en este nuevo juicio, la Fiscalia había solicitado 40 años de cárcel para una joven que había pasado dos traumas: ser violada y tener que abortar un bebé que no quería.

Hay que recordar que El Salvador, por la fuerte presión de la Iglesia Católica, pena el aborto en todos y cada uno de los supuestos posibles

Este lunes, 19 de agosto, ha sido una fecha histórica para la lucha feminista en Latinoamérica: Évelyn Hernández, que estaba cumpliendo una condena de treinta años por un delito de homicidio tras dar a luz a un bebé que acabó muriendo ahogado, según la sentencia del primer juicio.

La joven ha estado los últimos dos años en la cárcel por la muerte del bebé, que había sido fruto de una violación (El Salvador es uno de los países donde más casos de violencia sexual se practica sobre la mujer, sin consecuencias penales para el culpable).

El Tribunal Supremo de la región de Cojutepeque ha decidido hacer público su fallo este lunes, por la que toman la decisión de que la joven debe ser absuelta del delito de homicidio agravado como la acusaba la Fiscalía General del país por el fallecimiento del bebé.

El propio ente público había pedido un total de 40 años de cárcel para la joven, una década más que la condena que estaba cumpliendo desde el pasado año 2017.

No se ha podido demostrar que la mujer causase la muerte del bebé

La defensa presentó varias pruebas para defender la inocencia de la joven, entre las que estaba la autopsia del recién nacido, que habría muerto por la aspiración de meconio (el primer excremento que realiza el recién nacido).

Por otro lado, la joven se desangró durante el parto y perdió el conocimiento, por lo que no tuvo posibilidades de ayudar al pequeño.

Évelyn ya había sido juzgada durante el mes de julio del año 2017 y fue condenada a cumplir treinta años de prisión. Pero, su equipo legal presentó un recurso de tasación, lo que provocó que la Corte Suprema de Justicia del país tomase la decisión de anular el fallo y se organizó la repetición del mencionado juicio.

En total, la joven ha cumplido una condena de dos años y nueve meses cuando ha sido absuelta, finalmente, por la muerte del bebé. El Salvador es uno de los países más duros sobre el aborto, incluso, la ONU ha solicitado al país que despenalice el aborto en cuatro causas, entre las que estarían si la mujer se ha quedado embarazada tras ser violada, por ser víctima de trata.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más