Una madre ha logrado salvar la vida de su hijo, de tan solo ocho años de edad, tras reconocer una extraña y peligrosa mancha que le había aparecido en un brazo.

El pequeño se había caído y se había hecho una herida en el brazo. Su madre hizo como cualquier madre: la limpió y al comprobar que no estaba infectada no le dio ninguna importancia, pero todo cambió cuando apareció una mancha de color rojo y no tardó nada en llevarlo al hospital de urgencia.

Anuncios
Anuncios

Después de todo lo vivido, la madre decidió publicar toda la historia a través de las redes sociales para poder ayudar a otras familias que puedan estar viviendo un episodio parecido. Ewan, el hijo de tan solo ocho años de edad, había sufrido una caída durante una excursión realizada por una granja escuela. Sin darle mucha más preocupación, la madre (Alexandra Ruddy) del pequeño hizo lo habitual en un caso como este: limpiar la herida y comprobar que no se había infectado.

Anuncios

La madre lo ha explicado todo en la red social Facebook

Pero la preocupación de la madre empezó a aumentar cuando vio que había una mancha rojiza en la zona de las venas, pocos días después de la caída. En ese momento, la madre tomó la decisión de llevarse a su hijo al hospital, de urgencia, donde el médico no tardó en felicitarla por no haber tardado nada en llevar a su hijo al hospital, ya que lo que tenía su hijo no permitía que se pudiera esperar hasta el lunes, cuando ya podía ir a una consulta de un médico de cabecera.

El pequeño Ewan sufría una septicemia, que es una infección en la sangre que puede acabar provocando un fallo multiorgánico y, en casos extremos, la muerte del pequeño. Por esa razón, la rapidez a la hora de actuar por parte de la madre le ha salvado la vida al pequeño.

Gracias al antibiótico suministrado en el hospital, el niño se salvó

La madre espera que su post pueda ayudar a las personas que puedan estar viviendo las mismas circunstancias que le pasaron a ella.

La madre reconoció que se había dado cuenta gracias a una publicación de una amiga suya que pasó por lo mismo hace dos años.

Alexandra explicó en su última publicación que estaban más tranquilos, ya que el antibiótico estaba funcionando muy bien y rápido. Pero alertó a otras madres a que tengan cuidado, pues esta clase de infecciones pueden llegar a ser muy peligrosas, que vigilen las heridas de sus hijos y en caso de aparecer manchas, que no duden en ir al hospital lo más rápido posible para evitar males mayores.

Anuncios

Una septicemia es consecuencia de bacterias en la sangre causadas por una infección bastante grave. El problema de este tipo de infecciones es que empeoran con mucha rapidez y pueden acabar con la muerte del enfermo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más