En México, los medios de comunicación no entienden lo que le pudo pasar a una madre para poner a la venta por Internet a su bebé, sin ningún tipo de pudor ni escrúpulo. Una Mujer decidió poner a la venta a su bebé recién nacido a través de la red social Facebook sin importarle lo que harían con él. Incluso llega a escribir que podrían utilizarlo para trasplante de órganos o para cualquier cosa.

Una joven pone precio a su bebé diciendo que urge venderlo

La joven asegura que no aceptaría menos de 60.000 pesos mexicanos por la criatura.

La supuesta progenitora de un bebé de escasas horas puso el anuncio en un grupo de venta de la red social y explicó que le daba igual el futuro del pequeño, ya que no lo quería y no pudo abortarlo. Incluso, el título del anuncio era claro: “Urge vender”.

La madre explicaba en el anuncio, lleno de faltas de ortografía, que no podía mantener al pequeño. El bebé aparecía cubierto por una mantita blanca y azul, en lo que parecía la típica cuna de recién nacido de un hospital. Gracias al trabajo de los usuarios de la red social, se sabe que la presunta madre se llama Yessica Carrillo.

La mujer, a causa de las durísimas críticas recibidas, decidió quitar el anuncio, pero los medios de comunicación ya habían divulgado el anuncio por la región de Chihuahua, de donde es la madre.



El aborto, un asunto controvertido en México

Esta noticia no solo ha sorprendido por la frialdad de la madre, también por la excusa de que no pudo abortar al bebé. El aborto en México se considera legal en casos de violación y se permite si la salud de la madre está en riesgo e, incluso, en el estado de Yucatán, desde el año 1922, se permite el aborto si la madre no tiene recursos económicos y ya ha tenido tres o más hijos.

Pero, desde hace unos años, varios medios de comunicación han informado que esa es la teoría. En la práctica, hay muy pocos estados que permiten el aborto inducido, aunque no ponen trabas a las clínicas de interrupción del embarazo abiertas de manera ilegal o a los médicos que lo realizan de forma clandestina. Según un estudio realizado por la demógrafa Fátima Juárez, la mitad de los embarazados que tienen lugar en el país no han sido planeados y la mayor parte acaban con un aborto. Además, una tercera parte de los bebés que nacen no eran planeados.

En México el aborto es legal siempre que se haga durante las primeras 12 semanas de gestación. Si el proceso se realiza después de este período, es penado por la ley. Pero existen tres exclusiones: si el embarazo es fruto de una violación; si el aborto puede poner en peligro la vida de la madre; o si hay pruebas contundentes de que el feto tendría graves daños mentales o físicos. Por todo ello, la sociedad mexicana se ha mostrado muy crítica con este anuncio. No solo por la frialdad de la madre a la hora de vender a un bebé de pocas horas, sino por la excusa de que no pudo abortar al bebé.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más