Una influencer, con la ayuda de un martillo, ha destrozado la nariz una escultura que tiene 200 años de antigüedad. Todo sucedió en apenas unos segundos: una joven hizo añicos parte de una histórica escultura que tenía dos siglos de antigüedad. Gracias a que la terrible acción fue grabada por una amiga de la joven y subida a Instagram, se supo quién había sido la culpable y además, en las redes sociales no tardaron en criticar dichas acciones.

Todo sucedió en Polonia y se ha cuestionado hasta dónde se llega por fama en las redes

Una de las noticias más polémicas en el país polaco en los últimos tiempos: una joven “influencer” se encargó de destrozar la nariz de la preciosa escultura de un ángel (cuya existencia se conoce desde hace dos siglos) en la turística plaza de Varsovia.

Anuncios
Anuncios

La joven, cuyo nombre es Julia Stonska, se acercó a la estatua, que tiene 200 años de antigüedad, portando un martillo en una mano, miró a la cámara que portaba su amiga y sin dudarlo, tras asegurarse que estaba siendo grabada, inició su terrible acción.

Tras dar un primer golpe con mucha fuerza, en tan sólo cinco segundos la joven “influencer” acabó, completamente, con la preciosa nariz de la escultura, mientras sus amigos (que estaban grabando todo) no paraban de reírse.

Según ha publicado el medio de comunicación Metro, una amiga de la influencer fue la encargada de subir todas las imágenes del acto a una cuenta de Instagram, además de etiquetar a la propia Julia Stonska. Poco después de que esta grabación saliera a la luz y tras hacerse viral, los seguidores de la redes sociales no tardaron en criticar esta terrible acción, ya que, no solo es una gracieta sin gracia; también, la estatua tenía un gran valor histórico y cultural.

Anuncios

Han sido tales las criticas recibidas, que la joven ha subido un vídeo pidiendo disculpas por lo que había sucedido. No quiso explicar el por qué de tomar una decisión tan drástica y violenta contra una escultura, ya que, es un asunto privado; pero, ha pedido disculpas por los problemas que ha podido provocar con sus acciones.

La joven no ha dado explicaciones de las razones por las que ha realizado esta acción

Por el momento, por culpa de este acto vandálico, la joven ha perdido su puesto de trabajo, ya que trabajaba realizando una campaña publicitaria con la entidad bancaria mBank que, sin dudarlo, ha decidido romper cualquier vínculo profesional con la joven, pues no van a admitir este tipo de comportamientos.

La joven se arriesga a una condena de seis meses de prisión por romper la nariz de esta estatua que estaba localizada en el parque de Dolinka Szwajcarska, en la capital de Polonia, Varsovia. Una condena que para muchos ciudadanos es muy baja.

Haz clic para leer más