Manuela Carmena ha decidido otorgar una moratoria en el caso de los riders (repartidores en moto o bicicleta) para que puedan realizar su trabajo hasta las 00.00 horas. La medida se alarga hasta el 30 de junio y afectaría a las motos que poseen etiqueta B y C. De esta manera, podrán dar respuesta a su pico de trabajo que se registra por la noche cuando se reparten las cenas a domicilio.

Según el Área de Medio Ambiente y Movilidad, se ha llegado a este acuerdo con las empresas de reparto para poder atender a las “entregas de comida” en el horario nocturno y que "puedan llegar a terminar sus jornadas sin problemas". Desde el pasado sábado, el Ayuntamiento ha empezado a poner multas si se accede a Madrid Central de manera indebida.

Anuncios
Anuncios

La moratoria acabará en junio para los motoristas-repartidores

El horario de entrada en el caso de los repartidores con vehículos que poseen etiqueta ambiental B y C será fijo; desde las siete de la mañana hasta las diez de la noche; pero, en el caso de los repartidores o mensajeros que emplean motos, podrán entrar hasta las 23:59 horas.

Esta moratoria que afecta, de manera exclusiva, a los motoristas-repartidores, acabará el próximo 30 de junio.

Anuncios

Desde el 1 de julio, el Ayuntamiento confía que tanto las empresas como los trabajadores ya tengan su flota de vehículos adaptada y una normativa que cumpla con esta situación, para poder cumplir con la normativa de Madrid Central que afecta a los transportistas; el reparto se hará entre las siete de la mañana hasta las diez de la noche.

Las empresas tendrán que facilitar una serie de datos al Ayuntamiento

Eso sí, las empresas que quieran beneficiarse de esta moratoria tendrán que realizar una declaración de tipo responsable sin coste alguno de que tipo de actividad realizar, si es de mensajería o de reparto, y facilitar las matrículas correspondientes.

Los trabajadores, por su parte, tendrán que presentar una declaración responsables de que tipo de actividad realizan, reparto o mensajería y datos como si está dado de alta en un epígrafe del IAE correspondiente.

De esta manera, el Ayuntamiento le da una solución a las numerosas peticiones de los conocidos como “riders” que trabajan para empresas como Deliveroo o Glovo, cuyo pico de trabajo suele estar entre las 21.00 horas y las 00.00 horas; sobretodo durante los fines de semana.

Hasta ahora, estas empresas se veían obligadas a descartar los pedidos provenientes de la zona de Madrid Central y los clientes estaban enfadados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más