La fractura de la sociedad catalana también ha estado latente durante el funeral de la soprano Montserrat Caballé, en donde españolistas e independentistas han tratado de acaparar la figura del bel canto. En este sentido, el mejor ejemplo lo ha protagonizado el compañero de la fallecida, el tenor catalán Josep Carreras, al afirmar a la salida del evento que ha sido “un funeral perfecto en todos los sentidos, aunque he echado de menos, sin querer crear polémica, un poco más de catalán”.

Anuncios
Anuncios

Uno de los aspectos más relevantes de este funeral en honor a la estrella de la ópera internacional ha sido la presencia de personalidades y políticos que defienden la unidad de España. Entre ellas, la reina doña Sofía, que ha sido la única representante [VIDEO] de la Casa Real española. Ha acudido sola, sin la compañía de Juan Carlos I, en su condición de gran melómana y como amiga personal de Montserrat Caballé.

Acuden al evento los líderes del PSOE, PP y Ciudadanos

Por parte del gobierno español ha estado su presidente, Pedro Sánchez, al igual que el líder de la oposición, Pablo Casado, que ha ido acompañado por máximo dirigente del Partido Popular en Cataluña, Xavier Albiol.

Polémica linguística en el funeral de Montserrat Caballé
Polémica linguística en el funeral de Montserrat Caballé

También la otra fuerza de centro y derecha, Ciudadanos, ha estado representada por Inés Arrimadas. Otro de los presentes a este acto de despedida ha sido el secretario general de los socialistas catalanes, Miquel Iceta.

No han faltado los elementos frikis en este funeral, como el Padre Apeles, conocido por sus polémicas extra religiosas en los programas de Telecinco. En un funeral que ha contado como oficiante al padre Ángel, se ha glosado la figura de la gran cantante de ópera, exponiendo durante la misa que “sabemos que ella está en el cielo”, al tiempo que reflejó que la cantante hizo feliz a muchas personas.

Anuncios

Menor presencia por parte de los independentistas catalanes

Por el contrario, ha llamado la atención la menor representación por parte de los partidos y fuerzas sociales favorables a la independencia. Tan solo el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha estado presente en la ceremonia fúnebre, con ausencia de los rostros más conocidos de JxCat, Ezquerra Republica de Cataluña e incluso la CUP.

El acto que finalizado con una de las obras preferidas de Montserrat Caballé como era La Vergine degli Angeli de Giuseppe Verdi.

Por otra parte, los recordatorios de esta despedida han sido presididos por la imagen de la Virgen de Montserrat, de la que era muy devota la excepcional soprano nacida en la Comunidad Valenciana, un dato que es desconocido por buena parte de sus seguidores.

Haz clic para leer más