Con motivo de la celebración del 1300 aniversario de la creación del Reino de Asturias, la Real Casa de la Moneda ha preparado la emisión de una moneda de colección de 30 euros dedicada a la efeméride. Este es el mensaje que ha mandado la reina Letizia en las redes sociales para anunciar esta noticia numismática dentro de la Casa Real de España. Pero lo que de verdad no se dice es que el rostro de la princesa Leonor es prácticamente irreconocible y hasta hace dudar a muchas personas de que sea realmente la heredera a la corona española.

En la cara de la moneda aparece Leonor junto a su padre, Felipe VI, pero con sensibles diferencias entre ambos representantes de la realeza.

Mientras que la imagen del rey de España es la habitual y es la misma que aparece en las monedas de uno y dos euros, no ocurre con su hija mayor. Porque en efecto, Leonor no parece ella misma, ya que presenta un perfil que no es real, con una nariz excesivamente desarrollada y unos labios que no son acordes con su corta edad y a la fisonomía de su juvenil rostro. Hasta el punto de que muchas personas les han costado reconocer de que realmente se trata de la hija de los reyes de España.

Memes en las redes sociales a costa de la Princesa Leonor

Desde luego que el efecto no ha sido el deseado por la monarquía española, ya que han aparecido muchos comentarios desfavorables en las redes sociales sobre la imagen de la heredera al trono de los Borbones.

En unos casos, bajo las características del tradicional gracejo español, pero en otros con comentarios no muy afortunados porque al fin y al cabo se trata de una niña.

En cualquiera de los casos, hay un factor que apuntan los medios de comunicación y es que esta nueva moneda no ha hecho ningún beneficio a los intereses de la monarquía nacional.

Debido a que está de nuevo en las tertulias de los españoles y no precisamente desde planteamientos positivos.

Similitud con la imagen de Leonor en el Museo de Cera

La imagen de la princesa Leonor en la moneda de 30 euros nos lleva a otra suya no muy afortunada que está expuesta en el Museo de Cera de Madrid.

En donde ofrece un impacto visual que tampoco tiene que ver con la realidad y hasta el punto de que proporciona una sonrisa que puede considerarse como esperpéntica y que no se adecua con la realidad de su personalidad. Y es precisamente en esta imagen de cera en donde se ha inspirado la Fábrica de la Moneda. Todo un nuevo quebradero de cabeza, pues, para el reinado de Felipe VI.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!