Juan Valentín se trasladó el pasado viernes a visitar a su padre Iñaki Urdangarín. Su presencia se une a las de las hermanas del ex-jugador de balonmano, su madre y su esposa la Infanta Cristina, quienes habrían logrado pasar desapercibidas al revés que su hijo mayor.

Una entrada sin esconderse

A sus 50 años, Iñaki Urdangarín cumplió el pasado lunes 9 de julio 21 días en prisión con puntuales y desapercibidas visitas de varios miembros de su familia (entre ellos, la infanta Cristina). Según la revista Semana, Juan Valentín, el único hino mayor de edad de los ex-duques de Palma, entró y salió por la puerta principal de la prisión a la vista del resto de familiares de presos.

El primogénito permació en el centro penitenciario unos 90 minutos.

¿Enfado en Casa Real?

La visita de Juan Valentín a Iñaki Urdangarín parece que se interpretaría como un desafío ante la Familia Real quien siempre ha puesto un parapeto ante todo lo que significaba el Caso Noós y la figura de Iñaki Urdangarín.

El portal Cotilleo.es sitúa a Letizia como una estrategia para proteger la corona aunque ha sido, además de la Infanta Cristina de Borbón, Doña Sofía quien muchas veces ha mostrado un apoyo implícito a su hija y a su yerno.

Líos de familia

La anterior situación mencionada tiene un antecedente en la misa funeral de Don Juan de Borbón celebrada el pasado mes de abril. En ese momento, y aún coincidiendo en el mismo lugar, ni la Reina de España Letizia Ortiz ni la Infanta Cristina se miraron a la cara.

También se especula con que las diferencias mostradas entre Letizia y la Reina Emérita Doña Sofía pudieran tener su origen en el apoyo de esta última a su hija con sus visitas en Suiza y las continuas fotos que aparecen en prensa juntas.

Un verano en Palma diferente

Los otros hijos e hijas de Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón no verán a sus primas Sofía y Leonor este verano en Palma.

Al parecer, las niñas se encontrarían en Estados Unidos estudiando y por ello se evitaría la foto de toda la familia al completo.

Además, Palma de Mallorca no es un destino apetecible por Letizia y Felipe, quienes ven ese lugar como un consenso familiar tradicional e institucional de encuentro. De momento, se han confirmado las asistencias del Rey Emérito Juan Carlos I, quien participará en una regata, así como la presencia de Elena y Cristina de Borbón y todos sus hijos.

La cita se daría el próximo agosto en Marivent en lo que viene siendo un clásico de la Casa Real en el que solemos ver principalmente a abuelos y nietos.