Hoy en día aún existe el alarmante número de 72 países que castigan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, y en algunos casos, como Arabia Saudí, Irán o Yemen, llegan a la pena de muerte.

Esto sucede porque en dichos países no existe una normativa que proteja a estas personas y quienes las juzgan, en su mayoría, lo hacen desde el punto de vista de la religión, la cual ha hecho mucho daño a lo largo de la historia por establecer unas directrices que debíamos seguir.

La mayoría de países que aplican estas normas se centran en Asia, África y América del Sur. En estos países, además, están aceptadas las terapias de reconversión que se utilizan para "curar" la homosexualidad.

Por fortuna, también son mayoría los países con una legislación avanzada en cuanto a la tolerancia con el colectivo LGTBI, como son Finlandia, Holanda, Austria o España. Entre dichas normas están las leyes contra delitos de odio y la aprobación del matrimonio homosexual.

La liberación homosexual en España

En España se celebró por primera vez una manifestación homosexual en 1977, en la ciudad de Barcelona y hoy en día es uno de los países más progresistas en este ámbito, según afirma la ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Transexuales e Intersexuales).

En 2005 se aprobó el matrimonio homosexual y, además, España es de los 28 países que acepta la adopción homoparental.

Muchos gays, lesbianas y transexuales afirman que cada año es menor la discriminación, tanto laboral como personal, y es que nuestro Código Penal prohíbe la discriminación laboral por orientación sexual y penaliza los delitos cometidos por lo mismo.

¿Por qué se celebra el 28 de junio?

Hoy empieza en Madrid la semana del orgullo gay, pero, aunque se festeje durante 7 días, el día oficial que se celebra en muchas partes del mundo es hoy, 28 de junio, en honor a lo que sucedió este mismo día en el año 1969, cuando ocurrieron los conocidos disturbios Stonewall en Estados Unidos, lo cuales marcaron el inicio por la lucha de los derechos homosexuales.

Stonewall era uno de los pocos establecimientos de la época que admitían a personas homosexuales y Barack Obama, durante su legislatura, hizo de este establecimiento un monumento nacional que rememora la lucha por los derechos de este colectivo.

Las primeras marchas tuvieron lugar en 1970 en Nueva York y Los Ángeles, consiguiendo que se hicieran famosas en todo el mundo, hasta llegar a lo que hoy conocemos como la manifestación del Orgullo Gay, donde el colectivo aprovecha para reivindicar sus derechos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más