En muchas ocasiones de nuestra vida académica, no topamos con Profesores realmente difíciles y tememos reprobar la materia. Ya que, por el contrario, al tener uno accesible, la misma química en común nos ayuda a ganárnoslo porque inspira confianza. Por lo mismo, es bastante extraño que llegues a tener problemas con él o ella. Mientras haya respeto y cumplas, no hay problema. Y volviendo al tema al profesor difícil, si no lo soportas, mucho menos tienes intensión de ganártelo. La verdad el problema es que la misma química hace que ni te nazca sonreírle.

Pero aunque no lo creas, aun así hay varias estrategias que puede poner en práctica para que no te declaren la guerra.

En este sentido, lo peor que puedes hacer, es permitir que te fichen tus profesores bajo ese nombre. Declararles la guerra y hacerles la vida imposible no es una buena solución. Lo único que consigues es que cada vez que el profesora o la profesora te declare la guerra también. Es mejor que en este caso, no note mucho tu existencia, salvo como buen estudiante. De otro modo, se va a volver un asunto personal y puede predisponerse en tu contra tanto que empiece a buscar la menor falta para desquitarse contigo.

El respeto

La base de toda relación [VIDEO]es el respeto. Si tu no le faltas el respeto a tus profesores, entonces va a ser más difícil que ellos se pongan en tu contra por cualquier cosa que ocurra. Entre más respetuoso seas con ellos, mas puntos tienes a tu favor para ganártelos y tener una buena relación.

Claro que si te cae mal, no vas a llegar a saludarlo como si fuera tu amigo del alma, pero al menos puedes evitar ponerle mala cara y ni se te ocurra faltarle el respeto de cualquier manera.

Diplomacia total

¿Qué hacer con un profesor que no soporta que le digan alfo diferente a lo que él opina? Seguro muchas veces has estado en esta situación y te lo has preguntado. O bien, ¿Cómo lidiar con alguien que tiene una forma de expresarse bastante sarcástica en ocasiones? Lo cual a veces sucede mucho con esos profesores que se creen más de lo que son.

En este sentido, existen varias formas de reclamar sobre algo y la peor de ellas, es atacando a la otra persona. No le hagas sentir que tu estas en su contra, sino que realmente tienes deseos de aclarar el punto o el malentendido. En cuanto a sus comentarios, mientras no sean muy ofensivos y te falte el respeto, lo mejor que puedes optar por hacer es dejar que te importen o que te afecten. Esto quiere decir que muestres que no te hacen daño en lo más mínimo, que ni siquiera los tomes en cuenta [VIDEO]. Así, es bastante posible que comprendan que contigo eso no funciona y que mejor, busquen otra forma de decirte las cosas.