En España se ha visto un aumento significativo de la emisión de gases de efecto invernadero, lo cual es preocupante ya que puede denotar una vigencia un tanto obsoleta de las regulaciones existente en el país. Esto se evidencia en el estrepitoso aumento de 10% en las cifras de expulsión de CO2 solo en el sector energético e industrial en España [VIDEO].

El sistema europeo de comercio de derechos de CO2 se encuentra entre las principales armas para luchar contra el Cambio Climático en la región. Como una herramienta perfecta en la teoría pero en la práctica perdió su impacto en la reducción de los gases de invernadero debido al comportamiento del mercado en la oferta y demanda de derechos de emisión de CO2.

Mercado del CO2

Si bien esta regulación se vislumbra como una posible solución para las emisiones de las industrias, se denoto una reacción un tanto desfavorable para efecto de los objetivos de esta medida. Esto se debe la excesiva presencia de oferta en el mercado de los derechos de emisión de CO2, con una cantidad importante de ofertas en el mercado de venta de derecho de toneladas de CO2, se genera un fenómeno común en todo mercado el cual es a mayor cantidad de ofertas y poca demanda los precios caen a en la media aritmética.

Estos precios tan bajos dan cabida a las industrias que generan mayor cantidad de CO2 a tener acceso a derechos por toneladas de emisión. Por su precio tan bajo no representa un gasto significativo que sería la principal arma para reducir las emisiones de una empresa, ya que al generarle gastos la misma se ve en la necesidad reducir sus emisiones.

Más sin embargo esta reacción del mercado ha tenido un efecto inesperado en la regulación impuesta.

Efecto contraproducente del mercado al cambio climático

Según cálculos realizado por los expertos se estimaba un precio de 25 euros por tonelada de CO2, lo que obligaría a las industrias a reducir sus emisiones o buscar otras tecnologías para compensar los gastos generados por esta medida.

Por otra parte, contrario a lo esperado se visualizó que para inicio de esta semana los precios rondaban los 10 a 15 euros con una cantidad considerable de ofertas presentes en el mercado. Siendo esto factor directamente proporcional al aumento de las toneladas de CO2 emitidas, si bien con los precios que se esperaban compraban 1 tonelada de gas invernadero la realidad ha sido que pueden comprar el doble de toneladas por un menor precio para el infortunio del medio ambiente de España [VIDEO].