Lady Bird es una película sencilla, con pocas ambiciones y un relato sencillo. De tan sencillo es cotidiano por eso se ha vuelto una de las películas favoritas en lo que va del año y sus estrenos cinematográficos.

El vínculo madre e hija ha deparado a la historia de la literatura y el séptimo arte mucho material. Rico, exquisito e irreverente, entre todos ellos se encuentra la película dirigida por Greta Gerwig, actriz y guionista que en su primera incursión como directora ya ha logrado una nominación a los premios Oscars [VIDEO].

Es la película milenial por excelencia. La protagonista de la cinta, una adolescente en la ficción, está interpretada por Saoirse Ronan de apenas 23 años.

Greta Gerwig, la directora no supera los 34, sin embargo el tema es tan antiguo como inmortal. La relación entre una madre y su hija que está terminando los estudios obligatorios ha sido siempre motivo de conflicto. No por recurrente deja de ser interesante, la manera de contar las desavenencias familias vuelve a esta película un comodín. Lady Bird es graciosa y tierna, profunda e intima en partes iguales. Las 5 nominaciones a las que aspiraba este domingo en la entrega de los premios Oscars han sido sobradamente justificadas.