En la sala dedicada a los Orígenes en el Museo Antropológico de Madrid, existen muchas Curiosidades. Esta estancia está dominada por el esqueleto y la maqueta de Agustín Luengo Capilla, un hombre que midió casi 2 metros y medio, conocido como el "gigante extremeño". Sin embargo, los visitantes no ponen atención en un armario que hay lleno de extrañas calaveras, huesos y amuletos, que revelan los excéntricos gustos del doctor Pedro González de Velasco, creador del museo. Es en ese armario, donde una urna de cristal alberga a un misterioso ser que no se sabe muy bien qué es...

El misterioso ser del Antropológico de Madrid

Este ser mide centímetros y sus huesos y fibras parecen estar encogidos, como si de un feto se tratase. Tiene rasgos humanoides, aunque no se llega a identificar si se trata de un animal. Destaca su prominente cabeza, que rompe la estética que tiene el diminuto antropomorfo, capaz de entrar en una urna de cristal de pequeño tamaño.

Dentro del armario no existe ninguna explicación sobre qué tipo de animal se trata, ni siquiera si es un feto humano. Lo único que se limita a informar el Museo Antropológico en los textos de la exposición es que el doctor Velasco, en su afición por la teratología, se dedicaba a coleccionar objetos extravagantes que conseguía de todas partes del mundo. Llegó a albergar tantos restos que creó un auténtico Gabinete de Curiosidades, donde (según los carteles del Antropológico) aglutinó especímenes con deformaciones y "monstruosos". Todas esas rarezas de la naturaleza, después de su muerte, pasaron a formar parte de la colección del museo que había creado. [VIDEO]

¿Un ser de Atacama 'a la madrileña'?

No se sabe si se trata de un feto humano o de un animal con malformaciones que falleció al morir.

Sin embargo, la figura del extraño ser conservado en el Museo Antropológico de Madrid recuerda mucho al famoso "ser de Atacama". Este pequeño esqueleto humanoide de apenas 15 centrímetros y con una cabeza alargada, fue hallado en el desierto de Atacama (Chile) en el año 2003 por un aficionado a las antigüedades. A partir de su descubrimiento y de sus características insólitas, comenzaron a correr muchas teorías sobre su misteriosa procedencia: los científicos dicen que es un feto con malformaciones que se ha conservado intacto debido a las condiciones del desierto; los aficionados a la ufología buscan su origen mirando más allá de las estrellas para demostrar las visitas de extraterrestres. [VIDEO]