Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Francisco Franco y primo segundo del actual Rey de España, Felipe VI, es otra de las grandes fortunas que gestiona su amplio patrimonio personal en los paraísos fiscales. Esta nueva revelación supone un duro golpe moral a uno de los hombres emergentes en los negocios en España. No en vano, su nombre aparece en un complejo holding de empresas que están establecidas en Panamá, Luxemburgo y Reino Unido. A través de uno de los patrimonios más altos y a la vez opacos de la gran aristocracia española.

Además es uno de los receptores de la herencia dejada por Carmen Franco Polo, hija del anterior jefe de estado, recientemente fallecida y que está valorada en algo más de 500 millones de euros, según recoge el periodista Juan Luis Galiacho en su libro Los Herederos del Gran Poder.

Luis Alfonso de Borbón es hijo de la nieta mayor de Francisco Franco, María del Carmen Martínez Bordiú y el primo hermano del anterior rey de España [VIDEO], Juan Carlos I. Con una fuerte presencia en las esferas del poder.

Amplios negocios en Venezuela

Su red en los negocios le ha llevado también hasta Venezuela, en donde está relacionado con los hombres más poderosos del país. Como consecuencia de su matrimonio con la hija de unas de las familias con una mayor fortuna en este país suramericano. Se trata de María Margarita Vargas, hija de una de las familias con mayor dinero en todo el mundo, como son los Vargas. Amasada bajo la jefatura en el poder de los presidentes venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Aunque siempre ha mostrado una gran discreción ante la opinión pública nacional.

Por otra parte y al heredar los títulos nobiliarios de su padre, Alfonso de Borbón, primo del actual monarca emérito, se ha convertido en pretendiente legitimista al trono de Francia. Una actuación que le ha valido en más de una ocasión alguna clase de enfrentamiento con su tío, Juan Carlos I [VIDEO]. incluso con una relación muy fría durante algún que otro momento de su vida.

Ha consolidado uno de los patrimonios más altos

El hijo de María del Carmen Martínez Bordiú Franco estuvo muy pronto ligado al sector de los negocios. Hasta el punto de apuntalar uno de los patrimonios más potentes de la sociedad española. En donde no ha faltado alguna que otra polémica sobre la manera en la que llegado a ser en uno de los millonarios más jóvenes de España. Parte de este dinero habría ido a parar a los paraísos fiscales para no pagar los impuestos en nuestro país. A pesar del patriotismo que parecen demandar algunos de sus apellidos.