La luna de miel es uno de los estados más dulces de la vida del ser [VIDEO]humano. Estar recién casados es realmente una experiencia maravillosa que si se cultiva puede durar toda la vida. Tanto los hombres como las mujeres fuimos creados para vivir en pareja, por ello cuando tomamos la decisión de casarnos todo lo que implica ese evento es algo hermoso.

Luego de sellar el pacto de amor, naturalmente la pareja quiere pasar un tiempo íntimo juntos, eso comúnmente se conoce como "luna de miel". Es necesario que escojan un lugar con hermosos paisajes y lleno de comodidades para que los dos se sientan a gusto. Existe el lugar ideal esperándolos para dejarles gozar de todas sus bondades.

Si estás a punto de casarte y quieres que todo salga bien en la luna de miel, aquí te daremos varios consejos que ayudarán a que todo salga a la perfección como lo desea tu corazón sin inconvenientes ni distracciones que puedan afectar estos importantes días llenos de amor.

Viajen juntos; el casarse es algo que se vive una vez así que vale la pena realizar una inversión importante para vivir cada segundo tal cual como lo has soñado. Escojan un lugar que a ambos les agrade, una cabaña romántica, una isla paradisíaca o irse a conocer lugares remotos son algunas de las diferentes opciones a escoger para pasar tu luna de miel. Estar lejos de casa les ayudará a evitar visitas o interrupciones durante esos días.

Exijan privacidad y dedíquense tiempo

Otro punto importante es que les dejen claro a sus familiares y amigos que atenderán sus llamadas y mensajes al regreso de la luna de miel.

Es evidente que la luna de miel es un tiempo para la pareja, es su primer compartir como esposos y lo último que quieren es perder tiempo contándole a su mejor amiga cómo lo están pasando. La luna de miel no es como unas vacaciones cualquiera, es algo mucho más especial. Si el teléfono no para de sonar ponlo en silencio y olvídate de él.

Por último pero no menos importante, es vital que estés dispuesto a complacer a tu pareja en todo. Acoplarse no es fácil y ustedes a penas están comenzando una vida juntos. Son dos personas con costumbres y gustos diferentes pero en algún momento tendrán que hacer algo que no pertenece a sus actividades favoritas solo para complacer al otro. Pero si se trata de ver a la pareja feliz entonces valdrá la pena el esfuerzo.

Si eres de los que no puede parar de trabajar la luna de miel requiere que hagas un alto en ello. No lleves trabajo al viaje, si lo haces vas a molestar a tu pareja y ademas será un impedimento para disfrutar cada momento. Sin embargo, deja a alguien encargado de esos asuntos de trabajo importantes para atender cualquier emergencia y así estarás más tranquilo.