Según la Real Academia Española (RAE), la tolerancia es el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. Esta definición se celebra hoy, 16 de noviembre, conocido como Día Internacional de la tolerancia. Pero, ¿por qué se celebra?

La respuesta es muy sencilla, en la actualidad existen diversos conflictos por las diferencias culturales que existen en nuestro mundo, todos queremos llevar la razón e imponer nuestras ideas contra la voluntad de los que piensan de manera diferente.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Mujer

Por eso, la ONU estableció este día para apoyar las diferencias en base a la tolerancia de manera que todos los países del mundo se esfuercen en ser comprendidos y convivir en paz.

¿En qué consiste ser tolerantes?

Naciones Unidas está involucrada en el proyecto y ha lanzado la campaña "JUNTOS" en la que su objetivo es divulgar respeto, seguridad y dignidad para todos. Se trata de un mensaje que intenta acabar con los principales problemas mundiales como es la xenofobia, por los crecientes enfrentamientos que ha habido en los últimos años contra inmigrantes o refugiados, ya que este se ha convertido en un problema de primer nivel.

Este día hace referencia a lo que podemos definir como Humanidad, al respeto y a la convivencia a la que se pretenden llegar por un camino lleno de piedras y que muchos se esfuerzan en cortar el paso.

Claves para ser tolerante

Para conseguir acabar con la intolerancia hacen falta muchos mecanismos y, sobre todo, mucha paciencia.

  • El principal elemento en el que hay que trabajar a fondo es la educación, pues nuestro comportamiento depende de lo que nos enseñan los primeros años de vida, cuando no somos capaces de razonar por nosotros mismos y nos enseñan a seguir unos valores. Esta cultura debe empezar a ser tolerante para que sea seguida con el mismo ejemplo.
  • El gobierno es otro mecanismo importante para la lucha contra todo lo que denuncia este día, si este establece normas e ideas que apoyen la causa, los ciudadanos se comportarán de la manera que se debe seguir. La prohibición de desigualdades sociales y el establecimiento de un orden que respete los Derechos Humanos no es una tarea tan fácil, pero si necesaria.
  • Estar bien informados es otro punto importante a la hora de luchar contra la intolerancia, pues instintivamente actuamos y pensamos según lo que nos cuentan, nos vemos reflejados por la imagen que los medios nos dan del mundo que nos rodea. Hay que estar muy atentos para diferenciar entre la manipulación y la información verídica que nos proporcionan día tras día.

Pero lo más importante es actuar conscientemente, usando nuestra razón a la hora de establecer una serie de valores, sin olvidar que todos somos personas, nacidas en diferentes lugares, con diferentes ideas, aunque no por ello menos válidas.

Todos somos humanos y tenemos derechos y libertades, pero no podemos dejar de recordar que "tu libertad acaba donde empieza la mía".