Melyssa Pinto nunca olvidará su último cumpleaños. La concursante de 'Supervivientes', que esperaba la llamada o la visita de algún familiar, se encontró con que era Sandra Pica, actual novia de su ex Tom Brusse, la que se encontraba en Honduras. Y no solo eso. La catalana, de origen portugués, tuvo que ser la responsable de comunicar a su compañero la decisión de su pareja de dar por finalizada la relación.

Melyssa afirma que Tom y Sandra les 'han tomado el pelo'

Mientras en un principio, Melyssa se mostró comprensible con la situación e, incluso, brindó todo su apoyo al que fue su pareja, el paso de los días ha llevado a las sospechas de la diseñadora.

Y es que para la influencer, las actitudes de la pareja durante todos estos días le han hecho sospechar sobre las intenciones de ambos. Así lo hizo saber ayer a Jorge Javier Vázquez, cuando hablando del tema en cuestión, la concursante apuntó que si se trataba de unas vacaciones, que las hubiera aprovechado su novio. La joven asegura que ha intentado aconsejar a dos personas que, se supone, que estaban rompiendo, pero que al final no ha sido así. 'Nos han tomado el pelo', afirmó de manera contundente.

Para Melyssa, cada vez está más claro que la ruptura de Tom y Sandra es un plan ideado por la pareja para que la catalana viajara a Honduras para ver a su chico. Algo con lo que parecen estar de acuerdo otros de sus compañeros como Gianmarco, Alejandro Albalá o Sylvia Pantoja.

Una acusación que pronto fue frenada por el francés, que acusó a su expareja de tener rencor desde lo ocurrido en el pasado: 'tienes que superar nuestra relación'.

Melyssa volvió a explicar que se trataba de una opinión personal y que, a pesar de que en un primer momento se creyó todo, el paso de los días le había llevado a pensar que no se trataba de 'una ruptura verdadera'.

'Creo que es egoísta que en mi cumpleaños no reciba la llamada de mi madre, de mi padre o de mi hermana, o que tenga la visita de mi novio', manifestó dolida la superviviente.

Tras todo este lío, Melyssa concluyó su teoría con una clara petición, que no se le vuelva a vincular a la pareja formada por Tom Brusse y Sandra Pica.

'Melyssa es Melyssa y ellos son ellos. Ojalá les vaya bien y sea todo muy bonito', finalizó la concursante.

Las actitudes que llevan a pensar que se trata de un montaje

La llegada de Sandra Pica para comunicarle a Tom su decisión de romper la relación, vino acompañada de una invitación por parte del programa a la pareja del francés para que disfrutara de unos días con él y el resto de concursantes, para que le pudiera explicar mejor a su novio su decisión. Sandra aceptó y según lo que se pudo ver en los vídeos, la pareja no se separó en ningún momento.

A pesar de que fue Melyssa la que llevó la voz cantante sobre la teoría de montaje, a lo largo del programa se fueron sumando algunos de los concursantes a la teoría de la catalana.

Uno de ellos, Gianmarco, no tuvo reparos en afirmar que había escuchado una serie de comentarios venidos de la pareja, que no tenían mucho sentido entre dos personas que, se supone, habían roto.