El juzgado número 2 de Chiclana de la Frontera recibió una demanda contra Agustín Pantoja. El demandante es uno de sus sobrinos, Kiko Rivera, hijo de su hermana Isabel Pantoja.

Los abogados de Pantoja intentaron un acuerdo

Así lo ha confirmado en una llamada telefónica en directo al plató de ‘Sálvame’ el propio Kiko, apenas regresado de Nepal, donde estuvo los últimos diez días haciendo un documental para 'Planeta Calleja'. En diálogo con Jorge Javier Vázquez, el DJ aseguró que los abogados de su madre lo habían contactado para intentar un acuerdo, que fracasó estrepitosamente.

Según Kiko Rivera, para tal acuerdo, exigió a los letrados de Isabel Pantoja una prueba de buena fe consistente en la entrega de las pertenencias de su padre, el malogrado torero. La exigencia del hijo de Isabel Pantoja se basa en el cumplimiento del testamento de Paquirri, donde está especificado que pertenecen al DJ.

Kiko Rivera busca justicia

Los abogados, le cuenta a Jorge Javier, primero dijeron que sí, pero regresaron sin los mismos, diciendo que “no los encontraban”. Esta situación, como tantas otras, centran a Kiko Rivera en una posición cada vez más inflexible. Preguntado por el conductor de ‘Sálvame’ sobre si no le daría lástima ver a su tío encarcelado, fue muy concreto en su respuesta, apelando a la obligación de pagar por las malas acciones cometidas, ya que se debe hacer justicia.

La denuncia contra el tío Agustín Pantoja comprende tres graves delitos: estafa, apropiación indebida y administración desleal. Las acusaciones Kiko las tendría muy bien documentadas y el riesgo para el hermano de Isabel Pantoja es muy alto.

Kiko Rivera está muy cansado de esta situación y las idas y vueltas de los abogados le demostraron que “se están riendo de mí.” Este tema tiene a muy mal traer a Kiko, al punto que ya no desea hablar del tema: “Me parece un cachondeo”.

Una semana movidita’ presagia el hijo de Isabel Pantoja

El hijo de Isabel Pantoja augura “una semana movidita” porque para él esta situación no tiene retorno y sentencia que su tío Agustín tuvo tiempo para “recapacitar y hacer las cosas bien”.

Kiko Rivera se encuentra cada vez más lejos de su progenitora y no se ve en el horizonte un atisbo de reconciliación.

Incluso el Día de la Madre el hijo de Paquirri dedicó un dardo a Isabel Pantoja al publicar una foto en su Instagram de Irene Rosales, su esposa, junto a sus hijas, para agradecer el amor. El mensaje recuerda a su suegra y manda un beso a todas las madres “incluida la mía”.

El hijo de la tonadillera se siente engañado por su madre y estafado por su tío. Sus pasos vienen demostrando que inexorablemente tiene una meta, porque se siente perjudicado, no solo en el aspecto monetario, sino también desde lo afectivo.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!